Mundo

Compartir

Piden rescatar bosques en América Latina contra cambio climático

La regeneración natural de bosques tropicales y el freno de la deforestación son estrategias que pueden contribuir los objetivos de mitigación del cambio climático

La regeneración natural de bosques tropicales de América Latina y el freno de la deforestación son estrategias que pueden contribuir de manera significativa para alcanzar los objetivos nacionales e internaciones de mitigación del cambio climático.

Así lo señala una publicación en la revista “Science Advances” que refiere el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en un comunicado, texto escrito por investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y de la Universidad de Connecticut.

Los investigadores analizaron el efecto de la conservación y la regeneración de los bosques secundarios a lo largo 43 regiones de América Latina.

Además, el equipo mexicano contribuyó con estudios en Chiapas, donde analizaron bosques en sucesión con tres mil 118 registros en 193 parcelas de muestreo establecidas en la selva Lacandona, y con 63 parcelas de bosque de sucesión y 24 de bosque maduro en la reserva el Ocote.

A su vez, el investigador del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente de Ecosur, Hans Van der Wal, aportó un estudio sobre la vegetación secundaria que resulta del uso de la tierra bajo una variante de agricultura de roza, tumba y quema practicada por los chinantecos, en Oaxaca.

Con base en un mapa de los bosques presentes en 2008, los resultados del estudio muestran que 17 por ciento del área forestal de tierras con altitud menor a mil metros corresponde a bosques secundarios jóvenes de uno a 20 años.

Mientras que 11 por ciento a bosques secundarios intermedios de 20 a 60 años, los cuales si se mantienen podrán regenerarse en los siguientes 40 años y tendrán una capacidad del doble de almacenamiento de carbono, con una ganancia de 8.48 petagramos de carbono o 31.09 petagramos de CO2.

Lo anterior, equivalen a todas las emisiones de carbono por el uso del petróleo y de otros procesos industriales en todos los países de América Latina y el Caribe de 1993 a 2014.

Además, el estudio señala que 10 países pueden acumular 95 por ciento de este carbono, entre los que destacan Brasil, Colombia, Venezuela y México.

Las proyecciones de los investigadores, que participaron en el estudio, indican el potencial y la contribución significativa de los bosques secundarios a los objetivos de la llamada “Bonn Challenge” y de la “Declaración de New York”, que llaman a detener la pérdida de bosques y restaurar 350 millones de hectáreas a lo ancho del mundo hacia 2030.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40