Mundo

Compartir

Compañías de Francia e Italia buscarán cajas negras de avión egipcio

A casi una semana del accidente, aún no han sido localizado el avión, ni la grabación de vuelo, conocida comúnmente como “cajas negras”

Empresas de Francia e Italia se unirán a las labores de búsqueda de las cajas negras del avión de pasajeros de EgyptAir, que se estrelló la semana pasada en el mar Mediterráneo con 66 personas a bordo, informaron hoy fuentes de la aerolínea.

"Hemos contratado una empresa francesa y una italiana para llevar a cabo la búsqueda en alta mar en el Mediterráneo, a tres mil metros de profundidad", informó este miércoles el presidente de EgyptAir, Safwat Musallam, en una rueda de prensa.

A casi una semana del accidente, aún no han sido localizado el avión, ni la grabación de vuelo, conocida comúnmente como “cajas negras”, que podría explicar lo que provocó la caída del vuelo 804 de EgyptAir, que cubría la ruta entre París y El Cairo.

El avión, un Airbus A320, desapareció la madrugada del pasado 16 de mayo alrededor de las 02:45 horas egipcias (01:45 GMT), sin que supuestamente el piloto haya emitido ninguna señal de alarma, por lo que se presume que haya sido blanco de un acto terrorista.

El aparato desapareció 16 kilómetros después de que entró en el espacio aéreo egipcio, a unos 280 kilómetros de la costa de Egipto, al norte de la portuaria cuidad de Alejandría, donde se han encontrado algunos restos y partes de los cuerpos de las víctimas.

El presidente de EgyptAir no especificó el nombre de las empresas extranjeras que se unirán a la búsqueda, pero destacó que son especializadas y tienes la capacidad de buscar a una profundidad de tres mil metros, según un reporte del diario Egypt Independent en línea.

Egipto y Francia han desplegado en el Mediterráneo equipos de expertos y buques en busca de las cajas negras del avión, pero sólo a una profundidad de dos mil metros, debido a la carencia de equipos necesario para ir más allá.

La Armada estadunidense y la empresa privada Phoenix International han sido consideradas entre los únicas capaces de contar con los equipos necesarios para buscar en tales profundidades la frecuencia de ultrasonidos de las cajas negras, que pueden perdurar hasta 30 días.

En espera de que se localicen los grabadores de vuelos, fuentes del comité de investigación de Egipto aseguraron que el avión de pasajeros no mostró problemas técnicos antes de despegar del aeropuerto internacional Charles Gaulle de París.

El diario estatal egipcio Al Ahram difundió la víspera en su edición electrónica un registro técnico del avión firmado por su piloto antes del despegue en París, en el que se demuestra que no existía ningún problema técnico.

El registro técnico del avión también fue firmado por un inspector de EgyptAir en el aeropuerto francés después de que llevó a cabo el examen de rutina de la nave, según una copia del documento publicado por Al Ahram.

La publicación, en lengua árabe, también publicó un documento de la comunicación de la aeronave y el sistema de direccionamiento (ACARS), que demostró que el Airbus 320 transmitió "11 mensajes electrónicos" de información hasta las 21:09 de GMT del pasado 18 de mayo.

Los dos primeros mensajes indican que los motores están funcionando correctamente, mientras que un tercero, enviado a las 00:26 GMT el 19 de mayo, indica un aumento en la temperatura de la ventana del lado derecho de la cabina del piloto.

De acuerdo con el reporte, el avión continuó enviando varios mensajes durante tres minutos más antes de desaparecer de las pantallas de los radares.

Fuentes egipcias dijeron que el avión no hizo contacto con el control del tráfico aéreo egipcio, aunque los controladores eran capaces de verlo en el radar en una zona fronteriza entre el espacio aéreo egipcio y griego conocido como Kumbi, a unas 260 millas náuticas de El Cairo.

Hablando en condición de anonimato, las fuentes dijeron al diario estatal egipcio Al Ahram que el avión desapareció sin desviarse de las pantallas de radar después de menos de un minuto de entrar en el espacio aéreo egipcio.

Pese a que las autoridades egipcias han considerado la posibilidad de que el avión de EgyptAir haya sido blanco de un atentado terrorista, como lo fue el avión ruso que cayó en la Península del Sinaí el año pasado, el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi pidió evitar especulaciones.

Al Sisi dijo el domingo pasado que aún no hay ninguna hipótesis concreta que permita determinar qué fue lo que ocurrió al vuelo 804 de EgyptAIR, por lo cual instó a los medios de comunicación no sacar conclusiones sobre el accidente, aunque admitió que todos los escenarios son posibles.

"Las investigaciones llevan su tiempo, (por lo que) no hay necesidad de precipitarse en llegar a conclusiones ahora", indicó el mandatario tras afirmar que Egipto está comprometido a liberar todos los detalles sobre la causa del desplome una vez que finalice la investigación.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40