Mundo

Compartir

Regañan a Hillary Clinton por escándalo de correos electrónicos

Clinton, quien fungió como secretaria de Estado del 21 de enero de 2009 al 1 de febrero del 2013, operó materiales clasificados, como si se tratara de correos electrónicos personales.

El Inspector General del Departamento de Estado regañó hoy a Hillary Clinton por sus decisión de usar servidores cibernéticos privados para manejar correos electrónicos oficiales durante su gestión como jefa de la diplomacia estadunidense.

Clinton, quien fungió como secretaria de Estado del 21 de enero de 2009 al 1 de febrero del 2013, operó su correspondencia electrónica oficial, incluidos materiales clasificados, como si se tratara de correos electrónicos personales.

“Enviar correos desde una cuenta personal a otros empleados a sus cuentas del Departamento de Estado no es un método apropiado de preservar los correos que sean registros federales”, concluyó la investigación.

Bajo las regulaciones federales, todos los funcionarios del Departamento de Estado tienen responsabilidades de manejo de información oficial y deben aplicar las políticas vigentes de creación y mantenimiento de registros documentales.

“Por lo tanto la secretaria Clinton debió haber preservado todos los registros federales que creó y recibió en su cuenta personal, imprimiendo y clasificando esos registros con los archivo anexos en la Oficina de la secretaria de Estado”, subrayó el informe de 80 páginas.

La Oficina del Inspector General del Departamento de Estado dejó en claro que ni Clinton pidió autorización oficial para establecer su esquema privado de manejo de los correos electrónicos, ni hubiera recibido permiso oficial en cao de haberlo solicitado.

Aunque Clinton ha defendido su conducta y asegurado que otros secretarios de Estado han hecho lo mismo, el escándalo se ha convertido en un tema de litigio en las campañas presidenciales, debido a que la aspirante presidencial demócrata es investigada por el FBI.

Durante un debate presidencial en español, Clinton rehusó responder a la pregunta sobre si abandonaría sus aspiraciones presidenciales en caso de ser acusada formalmente en relación con la pesquisa.

El propio presidente Barack Obama cuestionó el esquema usado por Clinton para el manejo de correos electrónicos, pero desestimó la posibilidad de que eso haya implicado un acto criminal.

“Lo que yo también he dicho es que, y ella ha reconocido, es que hubo una falta de cuidado, en cuanto a la gestión de mensajes de correo electrónico, que ella poseía y ella lo reconoce", dijo Obama a la cadena Fox News.

Pero Obama sugirió que el exceso de clasificación puede estar en juego, y que algunos de los mensajes de correo electrónico ligados a la cuenta de Clinton no deberían haber tenido una “alta clasificación”.

El Departamento de Estado señaló que el reporte subraya la necesidad de que la burocracia federal de Estados Unidos actualice sus procedimientos de preservación de documentos que han existido durante décadas, a las nuevas realidades de la era digital.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40