Mundo

Compartir

Macri reaparece después de arritmia y agradece apoyo

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reapareció de forma pública después de la crisis que provocó la intempestiva internación a la que tuvo que someterse debido a una arritmia cardiaca.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reapareció de forma pública después de la crisis que provocó la intempestiva internación a la que tuvo que someterse debido a una arritmia cardiaca. El mandatario agradeció a los argentinos que le enviaron mensajes en las redes sociales y que le desearon una pronta recuperación.

“Estoy bien para seguir trabajando juntos por la Argentina que soñamos", aseguró al tratar de desvanecer la preocupación por su estado de salud.

Macri fue internado el viernes por una molestia que había sentido por la tarde, pero que no le impidió continuar con la agenda que tenía prevista.

El comunicado de la presidencial Casa Rosada explicó que, al concluir una actividad con periodistas, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos, ubicada en las afueras de esta capital, en donde permaneció durante cuatro horas.

Ahí se le diagnosticó una arritmia, se le recomendó reposo durante el fin de semana y medicación que deberá tomar durante las siguientes semanas.

El estado de salud del presidente generó una alarma luego de que un portal de noticias informara sobre su intempestiva internación.

La Casa Rosada desmintió el dato e incluso distribuyó una fotografía del mandatario junto con un grupo de periodistas a los que había recibido esa tarde.

La imagen intentaba mostrar a Macri en actividad, pese a que ya se encontraba internado en el más completo hermetismo, pero como los médicos decidieron que permaneciera más tiempo en el hospital, el gobierno tuvo que confirmar finalmente la información.

El sábado, el director de la Unidad Médica Presidencial, Simón Salzberg, informó que el mandatario se encontraba “muy bien” y sin nuevos síntomas del padecimiento.

Aunque reveló Macri que deberá tomar una medicación para regular su ritmo cardiaco, aclaró que ello no le impedirá cumplir normalmente con sus funciones ni hacer deportes.

"Le pedimos que trate de evitar por ahora situaciones estresantes, pero puede tener reuniones sociales o de camaradería (...) es la primera vez que le ocurre esto, pero le vamos a hacer un control semanal durante los primeros 20 o 30 días”, precisó.

El médico aclaró que la arritmia puede responder a múltiples factores, pero consideró que en el caso del presidente, que tiene “un corazón sano”, es poco probable que se repita un cuadro similar.

“El presidente se realizará un control semanal con electrocardiograma durante las primeras semanas, pero en 20 días estará todo bien", dijo.

Más temprano, el vocero presidencial, Iván Pavlovsky, había relacionado la arritmia con el intenso ritmo de trabajo que sigue el presidente porque “le pone el cuerpo a todo desde las ocho de la mañana hasta el final del día, está encima de todos los problemas".


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40