Mundo

Compartir

A pesar de ser abandonado en el bosque, niño japonés perdona a sus padres

Yamato Tanooka, el niño abandonado por sus padres en un bosque como castigo a su “mal comportamiento” salió hoy como héroe del hospital

Yamato Tanooka, el niño japonés abandonado por sus padres en un bosque como castigo a su “mal comportamiento” salió hoy como héroe del hospital en medio de una multitud de periodistas, a quienes afirmó que ha perdonado a su padre por el castigo que le dio.

Vestido don una chaqueta gris y una gorra de béisbol negra, el pequeño de siete años de edad a apareció esta tarde en la entrada principal del hospital municipal de Hakodate, en la isla septentrional de Hokkaido, saludando a la multitud, mostrándose seguro y sonriente.

Después de varios minutos de aplausos, el niño, quien sostenía una gran pelota de béisbol de papel llena de autógrafos del personal médico, se detuvo ante las cámaras de televisión, ante las que reconoció su mal comportamiento y reveló que ha perdonado a su padre.

El pequeño, cuya desaparición causó conmoción en todo el país, fue encontrado el viernes pasado, después de estar desaparecido seis días en un bosque de la montaña en Nanae, en Hokkaido, donde fue abandonado como castigo por arrojar piedras a varios autos y personas.

Yamano fue descubierto en un campo de entrenamiento militar, a unos 5.5 kilómetros del lugar donde sus padres lo obligaron a salir del coche el 28 de mayo pasado, exasperados por el “mal comportamiento” que había tenido durante el día en su paseo por la zona.

El menor fue admitido en un hospital con signos de deshidratación, dos kilogramos menos de peso, ya que no comió toda la semana, y varios heridas leves en las manos y las piernas, por estar caminando horas en un bosque, donde habitan osos y otros animales salvajes.

“Me equivoqué porque no escuché lo que me dijo mi padre", indicó el niño a los periodistas congregados fuera del hospital, quienes le preguntaron sobre su condición médica y lo que quiere hacer ahora que regrese de nuevo a casa.

Después de contestar una serie de preguntas y varios minutos de aplausos, el menor se dirigió hasta un vehículo familiar, en compañía de su padre, Takayuki Tanooka, de 44 años, quien pidió una vez más perdón por lo sucedido.

“Le dije ‘Papá te ha hecho pasar una mala experiencia. Lo siento y él contestó: Eres un buen papá. Te perdono", recordó el padre.

La policía cree que el niño tomó un camino equivocado cuando intentaba perseguir el coche de su padre que se alejaba y que luego se acercó por un camino en el bosque, que lo llevó hasta el refugio utilizado por la Fuerza de Autodefensa Terrestre.

El menor durmió en colchones que había en el refugio, y sobrevivió sólo consumiendo agua hasta que fue encontrado el viernes por la noche por militares que estaban entrenando en el área.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40