Mundo

Compartir

Crece escándalo y tensión entre Papa Francisco y gobierno argentino Buenos Aires

El rechazo del Papa Francisco a una millonaria donación del gobierno argentino provocó un nuevo escándalo

El rechazo del Papa Francisco a una millonaria donación del gobierno argentino provocó un nuevo escándalo y alimentó la tensión que ha marcado la relación del Vaticano con el presidente Mauricio Macri. El Papa rechazó 16 millones 666 mil pesos argentinos (poco más de un millón de dólares) que el gobierno de Macri donó para Scholas Occurrentes, el proyecto social y escolar impulsado por Francisco en todo el mundo.

La justificación de Francisco fue que "el gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo".

Esta decisión fue interpretada en Argentina como un nuevo desplante del Papa a Macri, y como una velada crítica a las políticas impulsadas por su gobierno que, en los últimos seis meses, han aumentado la pobreza en el país natal del pontífice.

Este lunes, funcionarios, periodistas y legisladores se enfrascaron en un debate público acerca del verdadero sentido e impacto del rechazo de la donación.

Juan Grabois, consultor del Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz, consideró que en Argentina se llevan a cabo políticas “que entran en contradicción con el pensamiento social de Francisco", aunque aclaró que no sabe si el Papa “sigue con tanta exactitud las políticas concretas de cada país”.

El director de Scholas Ocurrentes, José María del Corral, negó que haya un problema personal del Papa hacia Macri, pero reconoció que la donación fue manchada por las interpretaciones políticas que sugirieron que el presidente quería “comprar” a Francisco.

Por el contrario, el diputado macrista Roberto Quattromano publicó una carta abierta en la que criticó al Papa y lo convocó a “dejar de lado su perfil político y partidario para actuar como el líder religioso que es”.

Agregó que le “angustia profundamente” la disposición con la que Francisco recibió a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que se diferenció de la frialdad con la que trató a Macri cuando fue a visitarlo al Vaticano.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, advirtió que la donación se realizó porque había sido pedida expresamente por Scholas Occurrentes, no por iniciativa del gobierno.

"Ellos nos pidieron un aporte para fortalecer la organización con una carta formal, explicando rubro por rubro para qué querían ese dinero", dijo.

Pese al rechazó de la donación, Peña consideró que “lo más importante es desdramatizar” y aunque asumió que Macri y el Papa deben encontrar un equilibrio en la relación personal, negó que haya un conflicto entre ambos.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40