Mundo

Compartir

Asesinato de diputada es un acto de odio: líder opositor británico

Jeremy Corbyn, aseguró que el asesinato de la diputada de su partido, Jo Cox, es un acto de odio y un atentado contra la democracia

El líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, aseguró que el asesinato de la diputada de su partido, Jo Cox, es un acto de odio y un atentado contra la democracia.“Nos la arrebataron en un acto de odio, fue un acto vil lo que la mató. Es un ataque a la democracia lo que sucedió ayer, es el odio lo que la mató”, aseguró Corbyn.

En un acto de solidaridad entre políticos, Corbyn y el primer ministro británico, David Cameron visitaron el poblado de Birstall, donde Cox fue apuñalada y abatida a tiros.

Cameron condenó el asesinato de la diputada, quien fue atacada después de reunirse con su electorado, una costumbre de los diputados en el sistema político británico.

“Hoy nuestra nación está profundamente conmocionada. Y creo que es un momento de detenerse y pensar en las cosas que son importantes para nuestro país. Debemos atesorar y valorar nuestra democracia”, aseguró Cameron.

Los políticos británicos acompañados del presidente de la Cámara de Diputados, John Bercow, depositaron una ofrenda floral en el lugar donde falleció la diputada, de 41 años de edad.

Los políticos acordaron llamar a una sesión de emergencia en la Cámara de los Comunes o Cámara Baja el próximo lunes para condenar el asesinato y rendir tributo a la parlamentaria, quien era una activa defensora de los derechos humanos.

La televisión británica realiza desde la víspera una amplia cobertura del ataque a la diputada y madre de dos hijos. Tras su muerte, fueron suspendidas durante 24 horas las campañas políticas rumbo al referéndum del 23 de junio que definirá el futuro de Reino Unido en Europa.

El sujeto que mató a Cox fue detenido y está siendo interrogado por la policía de West Yorkshire, en el norte de Reino Unido.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40