Mundo

Compartir

Gobierno venezolano debe buscar financiamientos para superar crisis

Obtener un frente a la actual crisis económica

El gobierno de Venezuela debe acudir a los organismos multilaterales para obtener financiamientos que permitan hacer frente a la actual crisis económica, propuso el economista y experto en finanzas públicas Luis Urbaneja.

“De esta forma el presidente Nicolás Maduro podría asegurar el suministro de materias primas a las empresas y ayudar a que el país salga de la recesión”, precisó el catedrático jubilado de la Universidad de Carabobo (UC).

En diálogo con Notimex, Urbaneja afirmó que debido a la caída de los precios del petróleo, los ingresos por exportación son insuficientes para cubrir el pago de las importaciones, el servicio de la deuda y los compromisos con los proveedores extranjeros.

“A diferencia del resto de los países petroleros, Venezuela no tiene ahorros y el Fondo de Estabilización, la alcancía destinada a evitar catástrofes cuando el barril cae, tan sólo posee tres millones de dólares”, señaló el experto.

Destacó que las reservas internacionales, el tanque de divisas que administra el Banco Central de Venezuela (BCV) y permiten importar, pagar deuda, cubrir contingencias y ayudar a la estabilidad del tipo de cambio, también están en niveles “históricamente bajos”, alrededor de 12 mil millones de dólares.

El catedrático explicó que para mantener al día el pago de la deuda externa y “cuadrar” las cuentas, el gobierno de Maduro anunció que rebajará las compras al exterior a 16 mil millones de dólares, algo sin precedentes en la historia contemporánea de Venezuela.

“Tal medida presagia la prolongación de la recesión, presión inflacionaria por el descenso de la oferta, mayor escasez y mínima creación de puestos de trabajo, lo que empeorará aún más la difícil situación que vive el pueblo venezolano”.

En su opinión, de nada serviría la medida ya que los desequilibrios en la economía venezolana son de tal magnitud que aún si se considera el dramático recorte de las importaciones, todavía existe una importante brecha entre el ingreso y los gastos en dólares.

Resaltó que tras la expropiación de una gran cantidad de empresas y trece años de control de precios y control de cambio, la producción nacional cayó estrepitosamente y la dependencia en las importaciones es hoy superior a la que tenía el país en épocas anteriores.

Urbaneja reiteró que el gobierno debe activar la búsqueda de financiamiento externo para que muchas empresas fabricantes de alimentos, hoy paralizadas por la estrechez de divisas, puedan importar los insumos que requieren sus actividades productivas.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40