Mundo

Compartir

Peces venenosos han evolucionado 18 veces para sobrevivir

El veneno de ciertas especies de peces y las formas en que lo transmiten habrían evolucionado al menos hasta 18 veces para garantizar su supervivencia

Elveneno de ciertas especies de peces y las formas en que lo transmiten habríanevolucionado al menos hasta 18 veces debido a que ha sido muy útil para garantizar su supervivencia, de acuerdo con una nueva investigación.

Existen estudios sobre numerosos grupos de animales venenosos que van desde las medusas a las arañas, lagartos, musarañas y hasta el ornitorrinco macho, sin embargo sólo hasta ahora se ha investigado la evolución del veneno a través de todos los peces.

Científicos estadunidenses llevaron a cabo la primera reconstrucción filogenética de nivel ordinal de peces cartilaginosos (Chondrichthyes) y de aletas radiadas (Actinopterígios), partiendo de estudios anatómicos y moleculares previamente publicados.

Los expertos del Instituto de Biodiversidad y del Departamento de Ecología y Biología Evolucionaria, de la Universidad de Kansas, encontraron por lo menos 18 evoluciones independientes de esta “especialización” de los peces venenosos marinos y de agua dulce.

La reconstrucción de los estados ancestrales de las casi tres mil especies venenosas existentes, identificó que las estructuras de veneno evolucionaron cuatro veces en los peces cartilaginosos, una vez en anguilas, una vez en bagres y 12 en los peces de aletas radiadas.

Las espinas dorsales son las estructuras venenosas más comunes, aunque también algunos pocos peces han desarrollado colmillos, así como espina cleitral y/o opercular para transmitir las toxinas cuya función predominante es la defensa.

“Por primera vez en la historia, nos fijamos en la evolución del veneno a través de todos los peces”, afirma William Leo Smith, del Instituto de Biodiversidad, quien dirigió la investigación que también incluyó informes médicos de personas expuestas al veneno de los peces.

“Hasta el 95 por ciento de los peces venenosos usan sus toxinas a la defensiva, por lo general el veneno está en sus espinas dorsales, donde lo pueden transmitir en caso de que sea aplastado o cuando intenten comerlo”, refiere.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40