Mundo

Compartir

Colombia trabaja proyecto de seguridad ciudadana con alta tecnología

El proyecto piloto que se aplica en la ciudad de Villavicencio, a dos horas de la capital colombiana, se denomina Centro de Mando y Control (CMC)

Colombia se prepara desde la ciencia y la tecnología en la seguridad ciudadana, una de las prioridades para la fase del posconflicto, una vez que el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC firmen los acuerdos de paz que se negocian en La Habana.

El proyecto piloto que se aplica en la ciudad de Villavicencio, a dos horas de la capital colombiana, se denomina Centro de Mando y Control (CMC), y es desarrollado por la Corporación de Alta Tecnología (Codaltec), adscrita al Ministerio de Defensa.

El gerente del Codaltec, general del Aire en retiro, Julio Alberto González, explicó en entrevista con Notimex que el CMC permite la coordinación e integración de las diferentes agencias, instituciones, organizaciones y entidades del sector público y privado.

Este concepto integral del proyecto -explicó- es lo que marca la diferencia contra iniciativas nacionales e internacionales en asuntos de seguridad ciudadana, porque permite el desarrollo de un trabajo coordinado con las diferentes entidades responsables de la protección de los habitantes en cada municipalidad específica.

“Esta peculiaridad de integrar la información o las bases de datos con todos los entes responsables de la seguridad ciudadana como la policía, cuerpos de bomberos, unidades de riesgo, salud, prevención y los observatorios del delito y las propias alcaldías, es lo que marca la diferencia con otras iniciativas”, afirmó el gerente del Codaltec.

El software desarrollado contiene tres plataformas de acceso: Una aplicación móvil para teléfonos inteligentes, un portal web que sirve para que los usuarios reporten las emergencias y una plataforma para el personal que opera el centro de mando y control.

Esta última además de recibir todas las alertas geoposicionadas en tiempo real, se integra con el sistema de cámaras de la ciudad, activos disponibles y un gestor de incidencias conectado con el número telefónico 123 de la Policía Nacional.

La reducción del delito en Villavicencio desde que entró en marcha el programa piloto, en abril pasado y hasta la fecha, es superior al 30 por ciento.

El software facilita que las entidades reporten sus indicadores y puedan gestionar esta información, cuenta con “un sofisticado modelo probabilístico que permite realizar una identificación de Hot Spots o puntos calientes de la ciudad, analizando la recurrencia de los hechos delictivos, llegando a anticiparse a hechos futuros”.

Estos datos son de “vital importancia para el análisis y toma de medidas respectivas en la reducción de los niveles de violencia y criminalidad en los puntos que se necesiten. Convirtiéndolo en uno de los centros de mando y control más modernos de Suramérica”.

En una fase de posconflicto como en la que entrará Colombia después del Acuerdo Final con las FARC, que se firmará en menos de dos meses, la seguridad ciudadana en las zonas urbanas tendrá una prioridad para el gobierno de este país de 48 millones de habitantes.

En su opinión, la gente que sale en la guerra, del conflicto al no tener los medios para subsistir o para capacitarse para la vida laboral en la vida civil, buscará opciones en actos delictivos que se desplazarán del campo a las ciudades.

Y es en este contexto, en donde la fase de posconflicto obliga a las autoridades locales y departamentales a desarrollar iniciativas públicas para garantizar la seguridad ciudadana.

En Colombia, con el acuerdo de paz, “no nos vamos a preocupar más por la guerra en el campo, por el conflicto en las selvas, en las montañas, sino en la seguridad día a día del ciudadano”.

El proyecto piloto que se desarrolla en Villavicencio, una pequeña ciudad en el sur de Colombia, que ha sido impactada por los 52 años de guerra interna, ha empezado a generar interés en otros municipios, por la efectividad y por los bajos costos en su montaje.

El CMC es un proyecto institucional que tiene el aval de la Presidencia de Colombia, ministerios del Interior, Telecomunicaciones y Defensa, permite que los costos se reduzcan y se garantice la operatividad con aliados como las alcaldías y sectores privados.

Montajes de Centros de Mando y Control, que desarrollan varias multinacionales en grandes ciudades de América Latina, como en Río de Janeiro y Sao Pablo, por ejemplo, tienen unos costos que son imposibles de alcanzar por las ciudades intermedias o más pequeñas.

La iniciativa de CMC que se desarrolla Colombia, ha interesado a varios empresarios mexicanos y de otros países de América Latina, para llevarlo a ciudades intermedias que tienen problemas de seguridad ciudadana.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40