Mundo

Compartir

Desarticulan en España red internacional de tráfico de hachís

En la operación, denominada Piraña-Furgonazo, fueron decomisadas dos mil 860 kilogramos de hachís

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional española desarticularon una organización criminal dedicada al tráfico de hachís a nivel internacional que operaba desde la provincia de Málaga.

En la operación, denominada Piraña-Furgonazo, fueron decomisadas dos mil 860 kilogramos de hachís y detenidas 11 personas en San Roque (Cádiz), Nerja y Torrox (Málaga), Vélez de Benaudalla (Granada) y Olula del Río (Almería) a los se les imputa los delitos de Tráfico de Drogas, Lavado de Capitales y Pertenencia a Organización Criminal.

Asimismo, se realizaron cinco registros en los que se decomisaron 15 vehículos, envasadoras al vacío, una prensadora para la compactación de la droga, básculas de peso, teléfonos móviles, documentación, así como anotaciones de repartos de la droga y de los beneficios obtenidos con la distribución de la misma.

También se decomisaron bienes muebles por valor de 286 mil euros (319 mil dólares) y bienes inmuebles por valor de 555 mil euros (619 mil dólares).

La investigación inició en diciembre pasado cuando se tuvo conocimiento de la existencia de un individuo que residía en la localidad de Nerja, quien podría pertenecer a una organización dedicada al narcotráfico entre Marruecos y Málaga.

Tras varios meses de investigación los agentes pudieron determinar que el citado individuo pertenecía a una organización perfectamente estructurada que se dedicaba al tráfico de drogas desde Marruecos hasta varios países de la Unión Europea.

La red criminal trasladaba grandes cantidades de hachís desde Marruecos hasta la provincia de Málaga.

En esta provincia se embalaba y ocultaba en dobles fondos practicados en camiones de gran tonelaje y furgonetas en dos naves situadas en Mijas y Villanueva del Trabuco (Málaga) para posteriormente enviarlas a países como Francia, Italia y Holanda.

La organización realizaba los traslados del estupefaciente contando con fuertes medidas de seguridad como el uso de un vehículo lanzadera en los traslados a otros países.

La organización criminal también se valía de una empresa de transportes ubicada en la provincia de Almería, que utilizaba las habituales rutas comerciales internacionales para trasladar grandes cantidades de droga desde España hasta Francia.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40