Mundo

Compartir

Ministra colombiana defiende diversidad de género en las escuelas

La ministra de Educación explicó en la plenaria del Congreso, que desde 1993 se estableció la obligatoriedad de la educación sexual en Colombia.

La ministra de Educación, Gina Parody, hizo una férrea defensa en el Congreso de Colombia de un manual sobre educación sexual y respeto a la diversidad de género, que fue cuestionado por sectores ultraconservadores de este país suramericano.

La ministra de Educación explicó en la plenaria del Congreso, que desde 1993 se estableció la obligatoriedad de la educación sexual en Colombia.

“Desde entonces y en diferentes gobiernos se ha desarrollado este programa con el acompañamiento de Naciones Unidas, incluso durante la administración del expresidente Álvaro Uribe Vélez, cuando se definió la Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva”, afirmó.

El expresidente Uribe Vélez y su movimiento político Centro Democrático, lidera una campaña contra la decisión del Ministerio de Cultura de difundir las cartillas sobre educación sexual y diversidad de género.

Parody recordó que a lo largo del mandato del expresidente Uribe Vélez, el Ministerio de Educación Nacional y el Fondo de Población de las Naciones Unidas firmaron alianzas por más de seis millones de dólares, para diseñar y difundir el Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía en los colegios del país.

Las cartillas de sexualidad divulgadas por el gobierno de Uribe Vélez "hablan de la gran variedad de manifestaciones de la atracción sexo-erótica y sexo-afectiva. Abarca todas las posibles variaciones entre la orientación hacia personas del sexo opuesto (heterosexual), del mismo (homosexual) o de ambos sexos (bisexual)".

De acuerdo con Parody, el contenido de las cartillas elaboradas y difundidas durante la administración de Uribe Vélez, demuestra que las movilizaciones y el debate sobre la llamada "ideología de género" están impulsados por una campaña de manipulación masiva con claros intereses políticos y de homofobia.

"El verdadero escándalo es que con mentiras y manipulación, congresistas y políticos cocinaron una manifestación contra una campaña que el país lleva implementando desde hace más de 20 años. Lo hacen por odio, por intolerancia, porque soy gay", aseguró.

Advirtió que el debate de fondo "exige la reflexión profunda sobre nuestra democracia y sobre la comprensión de sus valores más destacados”.

“Es un debate sobre los valores que la fundamentan y mantiene en pie: la dignidad humana, la igualdad, el respeto y la libertad", dijo al tiempo que agregó que "en la democracia se excluye la humillación del ser humano, su maltrato y la crueldad, se amparan las diferencias para que podamos vivir todos y no solo una parte de nosotros”.

Para la ministra de Educación, “las minorías deben respetar a las mayorías y las mayorías deben respetar a las minorías. No solo se debe proteger al más débil, previamente debemos respetarnos entre todos".


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40