Mundo

Compartir

Gobierno y FARC piden a FAO apoyo a lucha contra el hambre en Colombia

El gobierno de Colombia y las rebeldes FARC solicitaron a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

El gobierno de Colombia y las rebeldes FARC solicitaron a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) acompañar la implementación del primer punto del acuerdo de paz, centrado en la lucha contra el hambre, el desarrollo del campo y una reforma rural integral.

"El acuerdo de paz es fruto de una negociación de cuatro años y pone fin a cinco décadas de conflicto armado”, señaló un comunicado de la FAO, difundido en esta capital por la Casa de Nariño, sede del poder Ejecutivo.

El primer punto del acuerdo “Hacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral, busca generar una transformación en las zonas rurales de Colombia, duramente golpeadas por el conflicto armado”.

Este primer punto “incluye un plan de desarrollo rural multifacético que ataca las raíces de la pobreza y el hambre rural, a través de la creación de un fondo de tierras para distribuir entre campesinos sin tierra y planes a gran escala para proveer bienes y servicios públicos en infraestructura, caminos, desarrollo social, educación, salud y vivienda”, dijo la FAO.

El acuerdo también impulsa programas “de desarrollo con enfoque territorial además de medidas para estimular la productividad agropecuaria a lo largo del país acordadas con las comunidades, en las regiones más afectadas por el conflicto y la pobreza”.

Además el pacto entre el gobierno colombiano y las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “crea un sistema especial de alimentación y nutrición para erradicar el hambre y la malnutrición”.

“Este enfoque multifacético al más alto nivel, con apoyo político de todos los sectores del país, es lo que se requiere para erradicar el hambre y la pobreza y dar sostenibilidad al proceso de paz”, explicó el director general de la FAO, José Graziano da Silva, citado en el comunicado.

Como gran parte del conflicto en Colombia tuvo sus raíces en el campo, la FAO consideró la decisión de las partes de comenzar el acuerdo de paz con medidas que fortalecen las áreas rurales como un aspecto fundamental para garantizar la paz a largo plazo.

El director general de la FAO felicitó la decisión de las partes de poner el campo, la agricultura, el medio ambiente y la seguridad alimentaria como piedra angular de los acuerdos de paz.

“Allí donde brotó la guerra, Colombia sembrará las semillas de la paz”, dijo Graziano da Silva.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40