Mundo

Compartir

Inmigrante mexicano transexual interpone demanda contra ley de Indiana

La demanda, interpuesta en una corte federal, impugna la constitucionalidad de una ley aprobada por la legislatura de Indiana en 2010

Un inmigrante transexual mexicano, en Estados Unidos, demandó a tres funcionarios de Indiana, incluido el gobernador Mike Pence, por aplicar una ley que le niega el derecho de cambiar su nombre de femenino a masculino.

La demanda, interpuesta en una corte federal, impugna la constitucionalidad de una ley aprobada por la legislatura de Indiana en 2010, la cual prohíbe a las personas que no son ciudadanos de Estados Unidos cambiar su nombre legal.

La querella, presentada con la ayuda del Fondo para la Defensa Legal del México-Estadunidense (Maldef) y el Centro Legal Transgénero, sostiene que la ley en cuestión deja a los inmigrantes transgénero expuestos al acoso y la discriminación.

La ley aplica también para los inmigrantes que no son transgénero, pero la demanda argumenta que la medida causa a las personas transgénero dificultades particulares, porque los expone y los hace sujetos a la humillación pública en cualquier lugar donde necesiten identificarse.

El demandante se identificó en los documentos de la corte como “John Doe”, con el fin de permanecer en el anonimato, ya que teme ser presa de hostigamiento y burla si la gente se entera de que es transexual.

El inmigrante nació como mujer en México hace 31 años y desde la década de 1990 vive como hombre en Estados Unidos. Actualmente, está casado con una mujer y tiene un hijo. En agosto de 2015, Estados Unidos le concedió el asilo.

“Quiero utilizar un nombre que corresponda con mi verdadera identidad”, dijo el demandante en un comunicado emitido este martes por Maldef.

“Sin un cambio de nombre legal, me veo obligado a utilizar una identificación que es incompatible con lo que soy y me pone en peligro de acoso, violencia, y ser descubierto como transgénero (...) Simplemente estoy pidiendo la igualdad ante la ley”, aseveró.

“No hay ninguna razón legítima para que Indiana impida a los no ciudadanos el vivir en consonancia con su identidad de género”, señaló en el comunicado Matthew Barragán, un abogado de Maldef.

“Cada uno de nosotros debería tener el derecho a ser conocido por el nombre de nuestra elección”, añadió.

La demanda alega que la ley de Indiana constituye una violación a la Cláusula del Debido Proceso de la Decimocuarta Enmienda y la Cláusula de Igual Protección, que garantiza que los individuos no serán objeto de discriminación con base en su condición de extranjero.

La demanda también asegura que la ley viola el derecho de la Primera Enmienda a la libertad de expresión, al obligar al demandante a comunicar falsamente su nombre y traicionar el núcleo de lo que es.

La querella viene a abrir un nuevo frente legal en la creciente disputa sobre los derechos de los transexuales en Estados Unidos, donde actualmente se debate su derecho a usar los baños públicos y vestidores de acuerdo al sexo con el que se identifican y no con el que nacieron.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40