Mundo

Compartir

Aplaude FAO plan entre Indonesia y Europa contra la tala ilegal

La FAO aplaudió hoy el acuerdo alcanzado entre Indonesia y la Unión Europea

La FAO aplaudió hoy el acuerdo alcanzado entre Indonesia y la Unión Europea (UE) que permitirá emitir la primera licencia para madera en el mundo basada en un programa contra la tala ilegal.

En una nota, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indicó que ese permiso se fundamenta en el Programa para la Aplicación de Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales (FLEGT, por sus siglas en inglés).

Explicó que a partir del próximo 15 de noviembre, la licencia FLEGT puede acompañar a las exportaciones de madera de Indonesia a los Estados miembros de la UE para certificar que la madera se ha recolectado, transportado, procesado y comercializado conforme a la legislación indonesia.

“Indonesia ha dado pasos importantes para fortalecer la gobernanza de los bosques, combatir la tala ilegal, modernizar su sector forestal, y mejorar sus prácticas empresariales”, señaló Robert Simpson, del programa FAO-FLEGT, que apoya a los países productores de madera tropical que participan en esta iniciativa.

“Además de ayudar a limitar el daño ambiental causado por la tala ilegal, garantizar la legalidad de la madera abre la puerta a promover los medios de vida sostenibles de las comunidades forestales e incrementa el acceso a los mercados internacionales de la madera”, añadió Simpson.

La FAO recordó que Indonesia suministra un tercio de las importaciones de madera tropical –en relación al valor- a la UE, uno de los mayores consumidores mundiales de productos madereros. Desde 2013, el Reglamento de Madera de la UE prohíbe a las empresas europeas comercializar madera y productos madereros ilegales en la UE.

La madera con la licencia FLEGT cumple automáticamente con los requisitos del mencionado Reglamento, creando un “canal verde” para la entrada de la madera indonesia en la UE.

A nivel mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Interpol estiman que los delitos forestales alcanzan un volumen de entre 30 mil a 100 mil millones de dólares anuales, lo que supone del 10 al 30 por ciento del comercio mundial de madera.

La FAO trabaja con la UE, sus Estados miembros y otros socios internacionales y locales para ayudar a los países productores de maderas tropicales a alcanzar acuerdos comerciales jurídicamente vinculantes con la UE.

Estos convenios, conocidos como Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV), establecen mecanismos para demostrar la legalidad de la madera producida en el país.

Los gobiernos negocian con la UE en estrecha consulta con la sociedad civil, las poblaciones indígenas y el sector privado.

La piedra angular de los AAV es un sistema de garantía de la legalidad de la madera que define la madera legal y cómo debe ser verificada.

Cuando ya es plenamente operativa, la certificación FLEGT permite comenzar las exportaciones de madera a Europa. El sistema es auditado de forma regular para garantizar su credibilidad.

Además de Indonesia, otros cinco países -Camerún, la República Centroafricana, Ghana, Liberia y la República del Congo- han firmado acuerdos de asociación voluntaria con la UE y están trabajando para la concesión de licencias FLEGT.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40