Mundo

Compartir

Recuperan pinturas de Van Gogh en Italia

Tienen un valor estimado de 100 millones de dólares, dijeron voceros de la Guardia de Finanzas

Las dos pinturas de Vincent Van Gogh recuperadas en Italia, tras haber sido robadas en 2002 en el museo en Amsterdam que lleva el nombre del pintor holandés, tienen un valor estimado de 100 millones de dólares, dijeron voceros de la Guardia de Finanzas.

Los dos lienzos, titulados “La playa de Scheveningen antes de una tormenta” (1882) y “Feligreses salen de la iglesia calvinista de Nuenen” (1884), fueron encontrados en la casa de Raffaele Imperiale, un jefe de la Camorra, la mafia napolitana, actualmente prófugo de la justicia.

En rueda de prensa en Nápoles donde fueron presentados los cuadros, el director del museo Van Gogh de Amsterdam, Axel Ruger, dijo que el lienzo de la iglesia de Nuenen es único en su género y tiene un especial valor simbólico, porque el pastor de esa iglesia era el padre del pintor.

Explicó que La playa de Scheveningen, en cambio, fue reproducida en otra pintura custodiada en un museo de Nueva York.

Confirmó que ambas obras forman parte del primer periodo de actividad del artista.

Las telas fueron recuperadas en días pasados en el marco de un operativo contra un clan de la Camorra en la que también fueron decomisados otros bienes por 20 millones de euros (22 millones 444 mil dólares), incluida una avioneta.

Los cuadros estaban escondidos en una casa del capo mafioso en la localidad de Castellammare di Stabia, en la provincia napolitana.

Según la Guardia de Finanzas, el ex mafioso Mario Cerrone, quien decidió colaborar con la justicia, reveló a los investigadores las circunstancias en las que Raffaele Imperiale resguardaba los lienzos.

Los militares, coordinados por el coronel Giovanni Salerno, irrumpieron en los escondites del grupo camorrista, especializado en el tráfico de cocaína y que tenía nexos criminales en varios países, entre ellos Holanda.

“Es una recuperación extraordinaria que confirma la fuerza del sistema italiano en el combate al tráfico ilícito de obras de arte”, declaró el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini.

Resaltó que la criminalidad organizada utiliza las obras de arte como inversión o fuente de financiamiento.

Los cuadros fueron robados el 7 de diciembre de 2002 en el Museo Van Gogh de Amsterdan y ahora la Guardia de Finanzas italiana investiga la manera en que terminaron en poder de la Camorra.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40