Mundo

Compartir

Inmigrantes ganan terreno en adquisición de viviendas en EUA

Obtener una vivienda propia es una evolución positiva que aumentará probablemente su contribución a la economía

La separación en los índices de propiedad de vivienda entre los residentes nativos de Estados Unidos y los inmigrantes nacidos en el extranjero se ha reducido a 15.4 por ciento, de 20.7 por ciento en 2001, de acuerdo con el estudio de Trulia, un sitio de bienes raíces en Internet.

El índice de propiedad de los residentes nacidos en Estados Unidos ha permanecido más o menos sin cambios en las últimas dos décadas, mientras que la de los inmigrantes aumentó en 2.3 por ciento entre 1994 y 2015. En 1994, el índice de propiedad de los nacidos en Estados Unidos fue de 66 por ciento, mientras que el de los inmigrantes fue de 48.1 por ciento, lo que representa una diferencia de 17.8 por ciento.

Esta disparidad aumentó hasta la década de 2000 a alrededor de 20.7 por ciento en 2001. La separación, empero, alcanzó su punto más bajo en 2015 a 15.4 por ciento. "Cuando se trata de lograr el sueño americano, (los inmigrantes) se parecen mucho a los estadunidenses nativos”, dijo Ralph McLaughlin, economista jefe de Trulia.

La mitad de los inmigrantes en Estados Unidos eran propietarios de sus casas en 2015, en comparación con 66 por ciento de los residentes nativos de este país.

Los propietarios de viviendas de origen extranjero son más propensos que los residentes nativos a acumular capital en la propiedad y gastan más, sumando al crecimiento económico del país. También son más propensos a estar involucrados en sus comunidades y asuntos cívicos.

De acuerdo con Trulia, la razón principal de que los inmigrantes están avanzando en los índices de propiedad es que su permanencia promedio en Estados Unidos ha aumentado, dándoles más tiempo para construir un historial de trabajo, mejorar sus calificaciones de crédito y ahorrar para el pago inicial.

El estudio anotó que Nueva York y California tienen las mayores poblaciones de origen extranjero, pero tienen dramáticamente diferentes índices de propiedad de vivienda de inmigrantes en comparación con los residentes nativos. En Nueva York, la brecha entre los dos grupos es de 20.1 puntos porcentuales, mientras que en California, esa brecha es de sólo 9.7 por ciento.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40