Nacionales

Mejorar alimentación y hacer ejercicio, entre metas de año nuevo

Aunque todos estos propósitos pueden ser alcanzables, se deben considerar aquellos que se pueden llevar a cabo con facilidad a la hora de buscar ejecutarlos

Mejorar la alimentación, ir al gimnasio y dejar de fumar, suelen ser algunos de los objetivos que de manera tradicional las personas acostumbran plantearse cada principio de año.

La psicóloga de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Liliana Águila Gill, indicó que aunque todos estos propósitos pueden ser alcanzables, se deben considerar aquellos que se pueden llevar a cabo con facilidad a la hora de buscar ejecutarlos.

“De ahí la importancia de hacer propósitos alcanzables que ayuden a mejorar el estado anímico, físico y psicológico de la persona que busca mejorar sus condiciones y calidad de vida”, sugirió.

Cuando una persona está en proceso de cambio, añadió, es importante que mire su “yo real”, con sus características presentes y sus limitantes actuales, y se visualice ya después de que haya cambiado en su “yo ideal”.

Para cumplir la meta, recomendó plantearse: "quién soy en este momento, qué atravesé por este año, quién quiero ser en 2016, quién quiero ser el resto de mi vida, cuántos años tengo para lograrlo y cuántos años he desperdiciado o no he invertido en formar a quien quiero ser”.

Para el maestro en actividad física y deporte de la institución educativa, Óscar Franco Ávila, “el proponerte hacer ejercicio es tan sencillo como cepillarte los dientes”.

“Es un hábito de hacerlo todos los días, 5 o 10 minutos, salir a caminar a la calle, ir caminando al supermercado, subir las escaleras, ya con esto hasta cierto punto cumplimos con un régimen de activación física”, mencionó.

Sin embargo, si el objetivo es mantener un estado físico óptimo, recomendó hacer una actividad más prolongada y que requiera más esfuerzo, como es el deporte, el gimnasio, aeróbic, aunque aclaró que ello requiere un trabajo diario.

Respecto a la alimentación, la nutrióloga Sofía Cuéllar Robles señaló que al intentar bajar de peso, a través de la comida saludable, debe modificarse poco a poco.

“Es paso por paso, comenzar con una acción y perseverar, por ejemplo tomar agua todos los días; después comenzar a mezclar mis alimentos con verduras; posteriormente integrar a la alimentación frutas en lugar de comida chatarra”, explicó.

Con ello será posible cambiar los hábitos alimenticios, porque es una cultura que se debe modificar por pasos, agregó la profesional en nutrición clínica de la UANL.

Enfatizó que especialistas de la Facultad de Salud Pública y Nutrición ofrecen el “Programa de Atención Nutriológica Integral”, para atender a los pacientes que buscan ayuda nutricional.

“Muchas personas acostumbran tomar dietas de otros, pero esto no es correcto, ya que cada persona tiene un metabolismo diferente, sus características son distintas y si se busca tener una vida saludable se debe pedir la ayuda de una persona experta en el tema”, subrayó.

Cualquier persona interesada en recibir atención para lograr los propósitos de año nuevo, puede acudir directamente la Facultad de Salud Pública para recibir información y orientación sobre cómo involucrarse en este programa.

“Nos preocupa que la atención sea integral, por lo que aprovechamos los espacios que tiene la Facultad para intervenir con la sociedad y generar un cambio en su estilo de vida”, puntualizó Cinthya Dávila Muñoz, coordinadora de Vinculación y Servicios Profesionales.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40