Nacionales

Estudios aclaran denominación de ciudad sagrada maya de Ichcaansihó

A raíz de las exploraciones en Dzibilchaltún a cargo de Rubén Maldonado y su equipo, se hicieron varios descubrimientos que citan a este sitio como Ichcaansihó

Ichcaansihó es citada por algunas fuentes como el nombre que se dio a la ciudad maya sobre la que se edificó Mérida, sin embargo, investigaciones recientes establecen que en realidad esa denominación sería para la ciudad de Dzibilchaltún.

En su ponencia “Consideraciones sobre la fundación de Mérida y la importancia cosmogónica y religiosa del asentamiento prehispánico”, el arqueólogo Alfredo Barrera Rubio indicó que Mérida habría sido edificada sobre la ciudad maya de T´hó, como Francisco de Montejo y Diego de Landa citan en sus escritos.

Durante su intervención en el IV Simposio sobre Patrimonio Cultural en Mérida, el experto dijo que “a raíz de las exploraciones en Dzibilchaltún a cargo de Rubén Maldonado y su equipo, se hicieron varios descubrimientos que citan a este sitio como Ichcaansihó”.

El investigador refirió que en la estructura 42 que está en la Gran Plaza de Dzibilchaltún se descubrió un hueso con una inscripción que menciona el nombre del gobernante y del glifo emblema de Ichcaansihó.

Además, continuó, hay otros hallazgos posteriores como una vasija y las estelas del sitio, las estelas 9 y 19 de la estructura 36, que ratifican el nombre del gobernante.

De ahí, explicó, surge también una propuesta de que la antigua ciudad maya de Ichcaansihó no se refiere a la capital actual de Yucatán, sino que T´hó (hoy Mérida) era parte del territorio de Dzibilchaltún o Ichcaansihó.

Esa propuesta, indicó, está en discusión y hay otras alternativas e interpretación en el sentido de que el glifo emblema no sólo se refiere a un sitio, sino que se puede considerar una interpretación de linaje, de dinastía, por ello el glifo puede estar en dos sitios.

En el caso de Mérida, abundó, al no tener vestigios por la destrucción que se hizo de las inscripciones no podemos descartar que esta haya sido la capital maya.

En el caso de Dzibilchaltún, “el investigador Alfredo Barrera Vásquez interpreta que su nombre colonial era Holtún Chablé, ello con base en documentos coloniales y en el caso de Mérida es claro que la menciones de las fuentes hispanas se refieren al nombre de T´hó o Ho”, añadió.

“El término Ichcaansihó lo usaban las fuentes indígenas como en el Chilam Balam de Chumayel, pero son pocos los que asocian directamente los nombres Ichcaansihó y T´hó”, mencionó.

Otra de las razones que generan duda acerca si Mérida se edificó sobre Ichcaansihó (ciudad de Cinco cerros, por lo alto de sus edificios), es la extensión del sitio, así como el volumen constructivo del mismo comparado con Izamal, Chichén Itzá o Uxmal, anotó.

También se establece que cuando llegaron los ibéricos e inició la conquista T´hó, aunque abandonada, era el asiento del 11 Katún Ahau (máxima autoridad maya), lo que le da gran significación ideológica y religiosa al lugar, apuntó.

Recordó que de acuerdo con el calendario, los señores mayas se rotaban el asiento del Katún y el territorio donde se asentaban tenía importancia y ascendencia sobre los demás como ciudad sagrada, tal como era considerada Ichcaansihó.

Asimismo, los españoles al asentarse en T´hó (aun cuando había sido abandonada) le dieron una importancia ideológica y de dominio a la región que facilitó la conquista. Ese es un factor importante que no se toma en cuenta, expuso.

Como referente está también el primer intento de conquista que se da en Ciudad Real, en Chichén Itzá cuando los españoles que a pesar de estar abandonado el sitio, descubrieron que era una provincia con una población importante y el cenote sagrado fungía como oráculo aun en la época de la conquista, agregó.

“Lo que podemos decir, es que el término de Ichcaansihó también corresponde al linaje de los Caan, el grupo gobernante de Dzibilchaltún y cuya sede era esta región”, formuló.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40