Nacionales

Universitarios y docentes trabajan proyecto de prótesis robóticas inteligentes

Facultades de Ingeniería, Informática, Psicología y Medicina de la UAQ, llevan a cabo la referida investigación.

El desarrollo de prótesis robóticas inteligentes, destinadas a personas que han perdido alguna extremidad o que presentan problemas en el sistema nervioso.

César Ortiz, estudiante del doctorado en Ciencias de la Computación, explicó que el proyecto se fundamenta en un equipo multidisciplinario de estudiantes y docentes de las facultades de Ingeniería, Informática, Psicología y Medicina de la UAQ, que lleva a cabo la referida investigación.

"El proyecto se encuentra en una primera fase y estará coordinado desde el grupo de investigadores que integran el nuevo Cuerpo Académico de Biomecatrónica de la Facultad de Ingeniería, el cual inicia sus actividades este año.

Ortiz señaló que el objetivo es fabricar dispositivos o prótesis electromecánicas controladas por señales eléctricas cerebrales y musculares.

Ello impactaría en el ámbito de la biomedicina para la rehabilitación de personas que han sufrido discapacidades motoras por amputación o pérdida de conexión entre el sistema nervioso y las extremidades.

Detalló que este tipo de tecnología ya se está usando en Estados Unidos y en Europa, pero destacó que sigue siendo un tema abierto a la investigación porque el reto es procesar las señales.

"La señal del encefalograma viene contaminada con mucho ‘ruido’ y la amplitud del ruido es mucho más grande que la de la señal, por lo que el propósito es diseñar filtros dinámicos y adaptativos”, dijo.

Diana Carolina Toledo Pérez, también estudiante del doctorado en Ciencias de la Computación, puntualizó, a su vez, que uno de los retos es clasificar las señales mioelétricas (musculares) que permitan el movimiento de las prótesis.

Para ello, el equipo multidisciplinario trabaja en sensores que permitan captar las señales que envía el cerebro a los músculos para mover la extremidad.

“La combinación de las señales genera la intención de un movimiento en específico y eso es lo que se va a diseñar: un clasificador para cada tipo de movimiento que quisiera realizar el paciente”, precisó.

Este proyecto cuenta con el financiamiento del Fondo para el Fortalecimiento de la Investigación (FOFI) de la máxima casa de estudios de la entidad y se espera que en cinco años pueda concluir con resultados positivos.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40