Nacionales

Guacamaya Verde tiene programa de protección en Tamaulipas

Con el propósito de proteger a las poblaciones de esa especie en la entidad

La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) desarrolla el proyecto Participación Comunitaria para la Conservación de la Guacamaya Verde en la Reserva de la Biosfera El Cielo, con el propósito de proteger a las poblaciones de esa especie en la entidad.

“El proyecto está vigente y tiene como objetivo fortalecer las acciones comunitarias para la conservación de esta especie de gran importancia en la región”, dijo Griselda Gaona García, investigadora del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT.

Refirió que el trabajo, financiando por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), está en su tercera etapa, e incluye acercamientos con las comunidades cercanas al hábitat de las guacamayas, para vincularlas a las acciones de conservación que se desarrollan.

Señaló como principal problema la poca población de la especie, ya que se tienen registradas alrededor de 400 a 600 poblaciones, pues se trata de una especie con reproducción anual y sólo ponen de dos a tres huevos por camada.

Otro problema es la depredación, en ocasiones por los pobladores de las comunidades cercanas.

“Dentro de las acciones de sensibilización están los talleres dirigidos a jóvenes y niños para que vayan aprendiendo la cultura del cuidado y conservación de los recursos naturales, en este caso en favor de la guacamaya verde”, dijo.

Precisó que a los pobladores les enseñan a conocer la especie que existe en Tamaulipas, que se caracteriza por su frente y cola roja, pico negro y su plumaje verde brillante y abdomen azul.

Indicó que se elaboraron pósters y cuadernillos con información sobre la especie, su reproducción y situación actual, entre otras cosas.

Describió que la distribución de la especie en Tamaulipas es muy fragmentada, a pesar que de su presencia se extiende desde México hasta Brasil. “La zona que conocemos como Valle de Jaumave es importante para nosotros, porque ahí la especie está acostumbrada a convivir con la comunidad”.

El proyecto, además de desarrollar acciones de educación ambiental, incluye tareas de conservación, por lo que se está delimitando el área, sembrando árboles y ubicando los sitios que se van a ocupar.

“Tenemos plantas de nogal criollo, uno de los frutos más importantes para las guacamayas”, dijo.

Explicó que también están tratando de contabilizar los nidos, porque las guacamayas suelen anidar en los huecos de árboles y también en las cañadas.

A estas medidas, dijo, se suman foros comunitarios y espacios de diálogo con los pobladores, productores y con todos los sectores donde tiene su entorno la especie.

Aunque la Guacamaya Verde es una especie protegida, alertó, la población ha disminuido durante los últimos anos.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40