Nacionales

Experta advierte riesgo de consumo excesivo de extractos naturales

El consumo de extractos de productos naturales debe ser controlado y en medidas adecuadas

El consumo de extractos de productos naturales debe ser controlado y en medidas adecuadas, pues a pesar de sus efectos favorables su consumo excesivo puede ser nocivo para la salud, advirtió la investigadora Carmen del Toro Sánchez.

La investigadora del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) de la Universidad de Sonora (Unison) refirió que en México el 90 por ciento de la población usa plantas medicinales para atender problemas de salud.

Hace falta más investigación sobre los extractos que se obtienen de las plantas, pues no todas son favorables para la salud, incluso si la cantidad que se ingiere no es la adecuada por sus principios activos, planteó la también académica.

Comentó que las plantas y sus activos para la prevención y tratamiento de enfermedades es un área de investigación de continuo desarrollo, pues a nivel mundial se buscan nuevos compuestos químicos como potenciales candidatos farmacológicos.

Asimismo, destacó, el estudio y uso de hierbas y plantas medicinales ha sido una práctica ancestral.

“De acuerdo a las cifras de la Secretaría de Salud en México, el 90 por ciento de la población usa las plantas medicinales y de ese porcentaje la mitad usa exclusivamente las hierbas para atender sus problemas de salud”, refirió.

Del Toro Sánchez planteó que eso es un impacto muy grande porque realmente la gente se va más por lo natural que por la medicina alópata.

Refirió que las sustancias o extractos naturales no son todos benéficos, pues hay compuestos que pueden ser utilizados como venenos; incluso, precisó, las dosis son muy importantes en el consumo y aplicación de los extractos naturales.

“Hay muchas plantas que tienen muchos alcaloides que en exceso son malos. Un ejemplo es la mariguana, que es adictiva y con el tiempo puede causar daños a la salud; la gente debe saber que una planta no necesariamente va a ser benéfica”, subrayó.

Apuntó que por ello es necesario buscar las bases científicas para determinar o dar una idea de las dosis adecuadas para su consumo, puesto que no todo lo natural quiere decir que es bueno.

En México existen cerca de cuatro mil especies con atributos curativos, abundó, lo que significa que una de cada siete tiene una propiedad de curación, pero sólo el cinco por ciento de esas han sido analizadas con estudios químicos, farmacológicos y validaciones numéricas.

Añadió que cada año se identifican alrededor de cuatro mil nuevas especies para estudiar. “Tenemos un mundo de materias primas para investigar”, dijo.

La investigadora actualmente efectúa trabajos de observación del uso de plantas nativas de la región para investigaciones aplicadas, para determinar cuál es su uso más conveniente en diferentes áreas de la alimentación y de la salud.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40