Nacionales

Estudian hormona para reducir depresión en pacientes con Parkinson

Todavía no existen medicamentos que sirvan para combatir ambos padecimientos,

Investigadores del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), estudian a la hormona dehidroepiandrosterona (DHEA), que se produce de modo natural en el cuerpo y se reduce con la edad, para reducir la depresión en los pacientes con Parkinson.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el titular del proyecto, Iván Pérez Neri, explicó que la depresión y la muerte neuronal se presentan de manera simultánea en 75 por ciento de los casos de Parkinson.

Aunque todavía no existen medicamentos que sirvan para combatir ambos padecimientos, los investigadores del Departamento de Neuroquímica del INNN estudian desde hace 10 años a la hormona DHEA para encontrar una solución.

Uno de los neurotransmisores de mayor interés para los investigadores es la dopamina, asociada con el estado de ánimo y el control del movimiento del cuerpo, indicó Pérez Neri.

“Hay datos que apuntan a la existencia de algo que no está funcionando bien a nivel cerebral y está causando depresión en un paciente con Parkinson. Esto sugiere la existencia de un enlace y un punto de convergencia entre estos dos mecanismos”, mencionó.

Los investigadores descubrieron que la DHEA tiene un efecto en el sistema de señalización de la dopamina, pues esta hormona inhibe la actividad de la enzima monoamino oxidasa, una proteína muy importante en el Parkinson.

Al inhibir la DHEA esta enzima se previenen los efectos que tienen la dopamina y otros neurotransmisores a nivel cerebral y que intervienen en la depresión y en la enfermedad de Parkinson, detalló el investigador.

“Esta enzima es una proteína que degrada los neurotransmisores del tipo de la dopamina o la serotonina. Esta monoamino oxidasa existe en las formas A y B. La primera está involucrada con la depresión, es decir, los inhibidores de esta enzima son antidepresivos”, manifestó el titular del proyecto.

El investigador agregó que respecto de la forma B, los inhibidores reducen la muerte neuronal que se tiene registro en los modelos experimentales de la enfermedad de Parkinson. La hormona DHEA inhibe las dos formas de esta proteína.

Lo anterior sugiere que el tratamiento con esta hormona podría reducir la depresión y la muerte neuronal al mismo tiempo, aseguró Pérez Neri.

En los estudios en el laboratorio, los investigadores inyectaron una concentración definida de la hormona DHEA en ratas, para luego extraer sus cerebros y separar partes específicas relacionadas con la depresión y los movimientos del cuerpo.

Luego, se analizaron los fragmentos para determinar el contenido de los neurotransmisores y en qué cantidad funcionan las proteínas que degradan estos.

A raíz de los primeros experimentos, los investigadores continúan en la realización de estudios que permitan definir con mayor detalle el efecto de la hormona DHEA.

En la actualidad, en colaboración con el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM), se iniciaron experimentos con la implantación en ratas de una cánula en el cerebro para monitorear la liberación de neurotransmisores.

Pérez Neri destacó que los resultados obtenidos hasta ahora abren la posibilidad de contar con un mecanismo o fármaco que podría reducir la muerte neuronal y la depresión de manera simultánea.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40