Nacionales

Papa Francisco compartirá alimentos con obispos e indígenas de Chiapas

En su visita a Chiapas, el Papa Francisco ofrecerá una misa a 90 mil personas en San Cristóbal de las Casas y después tomará sus alimentos en la Curia Episcopal, donde lo acompañarán dos obispos locales y ocho indígenas.

En su visita a Chiapas, el Papa Francisco ofrecerá una misa a 90 mil personas en San Cristóbal de las Casas y después tomará sus alimentos en la Curia Episcopal, donde lo acompañarán dos obispos locales y ocho indígenas.

En conferencia de prensa, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, coordinador general del viaje apostólico del Papa a México, puntualizó que el encuentro será el 15 de febrero en los Servicios Deportivos Municipales (Sedem), donde el santo padre celebrará misa con 90 mil personas, en su mayoría indígenas.

A su vez, monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de las Casas, detalló que las personas que acompañarán al sumo pontífice en sus alimentos fueron seleccionadas después de una consulta a la comunidad diocesana.

Lira Rugarcía recordó que, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, en México existen 62 pueblos originarios con una población de más de 11 millones de personas.

México se reconoció desde 1992 como una nación pluricultural y, en el año de 2001 la Reforma Constitucional avanzó en la aceptación de derechos de los pueblos indígenas, añadió.

Entre las personas que compartirán el momento de sus alimentos con el papa Francisco están el sacerdote Sebastián López López, el seminarista Teófilo Pérez Ruiz, y la joven Victoria Ruiz González, todos indígenas tzotziles.

También la hermana Aída Pérez Jiménez y los catequistas Carlos Aguilar y Dominga Sántiz, de la etnia tzeltal, así como el diácono permanente Miguel Montejo y su esposa María Trujillo Sánchez, integrantes de la comunidad chol.

Arizmendi Esquivel resaltó que el obispo de Roma no viene solo a estar con los indígenas, sino con todo la comunidad eclesial, indígenas y mestizos, dando prioridad a quienes muchas veces has sido postergados, los indígenas.

“No viene a enfrentar a los grupos sociales, sino a tender puentes, a ayudarnos a derribar muros que separan, a animar la integración humana y cristiana de pobres y ricos, de indígenas y mestizos, de quienes viven su fe en forma más tradicional y quiénes la asumen con su dimensión social imprescindible”, expuso.

Precisó que las lecturas de la Misa serán proclamadas en cho´ol, tzotzil y tzeltal por los mismos indígenas, y los cantos serán en castellano, tzeltal, tzotzil, y mixe de Oaxaca.

Para la celebración de la Misa se elaboran objetos y vestimenta litúrgicos con simbología indígena cristiana, por ejemplo la casulla, la mitra y el báculo papal o bastón del pastor.

Estos elementos, que fueron aprobados por Roma, tienen imágenes de las pirámides y símbolos propios de la cultura maya, como la pirámide de Palenque, las Cascadas de Agua Azul, flores, rosas del Tepeyac y los distintos rumbos del cosmos que tienen los indígenas.

Agregó que un grupo de familias tojolabales y zoques entregarán las ofrendas del pan y vino; mientras que otra familia mestiza le dará el dinero recolectado para construir dos albergues para migrantes en Frontera Comalapa y Salto de Agua, donde pasan miles de migrantes.

Monseñor Eugenio Lira Rugarcía dijo que ya existen tres albergues en la diócesis, pero el paso continuo de migrantes requiere brindar más atención humanitaria y, por ello, en este Año de la Misericordia la colecta se destinará a personas en situación de vulnerabilidad.

Por ese motivo, los integrantes de la CEM hicieron un llamado para aportar recursos económicos a través el número de cuenta 6591088 de Banamex, en la sucursal 7009 de San Cristóbal de las Casas, a nombre de Felipe Arizmendi Esquivel.

Arizmendi Esquivel añadió que la colecta realizada para la visita del máximo jerarca de la Iglesia Católica será empleado “para bien de la comunidad, lo cual lo comentó en diciembre pasado con el Santo Padre y lo aceptó”.

“El Papa viene para promover esta fraternidad, esta hermandad, y ser misericordiosos con los demás, por ello una de las necesidades apremiantes son los migrantes”, concluyó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40