Nacionales

SEP establece Código de Conducta para sus servidores públicos

Precisó que las y los servidores públicos tienen el compromiso de ser un modelo en el entorno familiar, laboral y social

La Secretaría de Educación Pública (SEP) expidió el Código de Conducta para los Servidores Públicos de esta dependencia, quienes se regirán bajo los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia, en su actuar diario.

En un acuerdo, la dependencia precisó que las y los servidores públicos tienen el compromiso de ser un modelo en el entorno familiar, laboral y social, ya que es responsabilidad de los que integran esta institución, contribuir a lograr una educación de calidad.

El Código de Conducta de la SEP se emite en cumplimiento y apego al código de Ética de la Administración Pública Federal y los Lineamientos generales para propiciar la integridad de los servidores públicos y para implementar acciones permanentes que favorezcan su comportamiento ético.

Ello, a través de los Comités de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés", publicados en el Diario Oficial de la Federación el 20 de agosto de 2015.

Menciona que el presente Código de Conducta se elaboró con fundamento en los cinco Principios Constitucionales que forman parte del Código de Ética de la Administración Pública Federal, de éstos se han desprendido valores y normas de conducta que deben regir su actuar diario.

Las y los funcionarios de la SEP deberán desempeñar su actuación con imparcialidad, objetividad, transparencia, certeza, cooperación y ética, así como conducirse con equidad en el ámbito profesional e institucional; garantizar el derecho de acceso a la información, salvaguardando la protección de los datos personales.

Además, deberán desarrollar las funciones encomendadas con eficiencia y eficacia asumiendo las consecuencias que se deriven del ejercicio de la función pública, atendiendo los requerimientos de la sociedad; dar un trato digno, cordial y tolerante a los compañeros de trabajo y ciudadanos en general, así como el reconocimiento a su valor intrínseco como persona.

Brindarán un trato digno, igualitario y tolerante, reconociendo los derechos y cualidades inherentes a la persona; prestar el servicio público con un trato igualitario frente a la colectividad educativa, sin distinción, exclusión, restricción, preferencia o cualquier otro motivo.

Garantizarán que tanto mujeres como hombres accedan con las mismas condiciones, posibilidades y oportunidades a los bienes y servicios públicos; a los programas y beneficios institucionales y a los empleos, cargos o comisiones gubernamentales.

Este documento abroga el Código de Conducta de los servidores públicos de la Secretaría de Educación Pública, publicado en la normateca interna el 7 de marzo de 2013.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40