Nacionales

Durante embarazo no se debe comer el doble sino mejor, recomienda nutriologa

En el embarazo no hay que comer el doble sino alimentarse mejor con el propósito de llevar a feliz término la etapa gestacional

La nutrióloga de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Sigrid Pimentel Martín, aseguró que en el embarazo no hay que comer el doble sino alimentarse mejor con el propósito de llevar a feliz término la etapa gestacional.

“La cantidad de comida y el peso que se debe aumentar dependerá de la actividad física y el peso con el que se inició el embarazo. Una alimentación completa y variada hará que el embarazo se desarrolle correctamente y que el bebé gane el peso necesario”, afirmó.

Subrayó que otro de los mitos es que después de los tres primeros meses de embarazo se puede tomar alcohol, ya que lo recomendable es evitar las bebidas alcohólicas inclusive al final de esta etapa.

“Cuando se bebe alcohol, el bebé lo está haciendo también, y además incrementa el riesgo de parto prematuro, así como bajo peso en el bebé”, advirtió.

Asimismo, comentó que algunas personas señalan que comer brócoli, col o ajo le hace daño al bebé, “pero esto no tiene ninguna base científica, por lo que se debe mantener la alimentación que indica un nutriólogo para beneficiar al bebé”, dijo.

También aclaró que una embarazada sí debe consumir en su dieta diaria panes integrales, cereales y arroz, ya que estos alimentos son fuente de vitaminas, minerales y de fibra.

Agregó que durante la gestación es importante el consumo de ácido fólico para la prevención de defectos del tubo neural, el hierro para la prevención de la anemia ferropénica, la vitamina A para la prevención de la anemia.

Además es conveniente el calcio para la prevención de hipertensión arterial y preeclampsia. Asimismo, es de vital importancia el consumo de zinc, magnesio y vitaminas D, C y E.

“El aumento de peso esperado en un embarazo normal depende de cada persona, sin embargo en promedio es de uno a dos kilogramos en el primer trimestre de gestación, cuatro aproximadamente en el segundo trimestre y entre tres y cinco en el tercer trimestre. Lo que da un total aproximado de entre nueve a 11 kilos”, puntualizó.

Resaltó que es muy importante controlar el aumento del peso en el embarazo, ya que una mala alimentación acompañada de un incremento de peso mayor a lo esperado, puede traer complicaciones como la diabetes gestacional y la hipertensión arterial de la madre.

Mencionó que también hay mitos sobre la lactancia como el hecho de que no es bueno consumir lácteos, porque puedes provocar que el bebé se haga alérgico a este tipo de alimentos.

Sin embargo, el calcio es muy importante en esta etapa de lactancia, y la fuente más común son los productos lácteos como: leche, mantequilla, queso y yogurt, además se debe implementar la dieta vitamina D para la correcta absorción de calcio.

Por ello, dijo que los productos lácteos deben estar presentes en la dieta durante la etapa de embarazo y lactancia, a no ser que el médico lo prohíba por circunstancias especiales.

Otro mito, subrayó, es que durante la lactancia y en el embarazo no es bueno consumir cafeína, porque daña al bebé.

“La cafeína, al igual que el alcohol, puede afectar al bebé, pero una taza de café (240ml) en la mañana está bien, pero dos o más tazas pueden poner al bebé irritable, aunado a que el exceso de cafeína inhibe la absorción del calcio”, apuntó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40