Nacionales

Caries en infantes se incrementa por besos en la boca

Además de la falta de cepillado como causante de caries, este padecimiento puede ser transmisible por los besos en la boca

Además de la falta de cepillado como causante de caries, este padecimiento puede ser transmisible por los besos en la boca, debido a la bacteria “Streptococcus mutans”, que en diversos niveles está presente en la saliva.

La coordinadora del Programa de Salud Bucal de la Secretaría del ramo en la entidad, Karen Almeida Castro, señaló que este padecimiento persiste como el principal problema de salud bucal en el estado y en el país.

La especialista abundó que con frecuencia se atribuye la presencia de esta enfermedad a la falta de higiene dental, pero apuntó que esa patología puede adquirirse por medio de las bacterias que yacen en la saliva.

Puntualizó que las madres y padres de familia puedan convertirse en agentes transmisores en el caso de los infantes.

La odontopediatra dijo que estudios médicos han demostrado que hay una fuerte relación entre los niveles salivares maternos de SM (Streptococcus mutans) y el riesgo de infección en sus hijos a edades tempranas.

Se ha comprobado, mencionó, que las madres que cuentan con niveles altos de unidades formadoras de colonias bacterianas en la cavidad bucal oral tienden a tener hijos con altos niveles de las mismas.

Explicó que al compartir con sus hijos alimentos, bebidas, utensilios, cepillos de dientes, entre otros objetos, los infantes tienen mayor riesgo de recibir esa bacteria.

De esa manera, anotó, se incrementa la desfavorable posibilidad de enfrentar la caries dental desde la edad temprana edad, que en este caso es conocida como transmisión vertical.

Agregó que también existe una horizontal de microorganismos, la cual ocurre mediante el intercambio de saliva por otros miembros de la familia como son padres, hermanos o cuidadores.

Aseveró que esta información debe ser utilizada por los progenitores para evitar prácticas, como dar un beso en la boca a los infantes, que pudieran derivar en una transmisión de bacteria y su consecuente presencia de caries para los menores.

Almeida Castro subrayó que la higiene bucal debe iniciarse desde que el menor nace, lavar los rebordes alveolares y tener presente que la primera visita al dentista es en cuanto salga el primer diente del infante.

Los adultos deben visitar al especialista al menos una vez al año para que se desarrollen la actividades curativas que requieran, al enfatizar que por su propio bienestar la personas no tienen que dejar avanzar los problemas en salud dental, acotó la especialista.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40