Nacionales

Buscan proteger garbanzo de cambio climático en Baja California Sur

Un grupo de científicos de Baja California Sur realiza un proyecto para proteger al garbanzo ante la amenaza que representa el cambio climático

Un grupo de científicos de Baja California Sur realiza un proyecto paraproteger al garbanzo ante la amenaza que representa el cambio climático, informó la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El investigador adscrito al programa de Agricultura en Zonas Áridas, Ramón Jaime Holguín Peña, encabeza el proyecto denominado “Efecto del cambio climático en el uso y manejo, de un recurso genético de importancia nacional; el garbanzo calidad Baja California Sur”.

El equipo del científico desarrolla metodologías que permitan usar, manejar y preservar los niveles de calidad del garbanzo en el estado y para la construcción de un sector agrícola productivo basado en la investigación y el desarrollo tecnológico en seguridad alimentaria.

De acuerdo con el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), donde trabaja el científico con su equipo en este proyecto, esta región de México es una zona cuyas condiciones geográficas resguardan recursos con atributos muy peculiares.

Y en este caso, el garbanzo regional es una de estas especies con gran valor nutritivo para mercados internacionales como el de España, debido a que se puede adaptar con mucha facilidad a zonas áridas, lo que le da un valor agregado.

Los investigadores y técnicos del Cibnor buscan generar alternativas debido a que el cambio climático afecta a los cultivos, por medio de alteraciones fisiológicas o presencia de enfermedades que no se habían presentado antes.

Por ello, factores como los cambios buscos de temperatura y los patrones cambiantes de humedad afectan el grado de calidad del producto, un cultivo estratégico para el estado y una opción comercial muy estable para los productores.

“En cuestión de seguridad y calidad alimentaria, nuestro trabajo hace hincapié en dos vertientes: una es la capacidad de producir, y la otra es la capacidad de producir con calidad”, dijo el especialista.

“Nuestro grupo de trabajo está compuesto por investigadores que trabajan en ámbitos esenciales para el manejo adecuado de calidad del garbanzo, en los sistemas de aridez, el consumo de agua, nuevas tecnologías, conocimiento genético, y finalmente, en generar alternativas biotecnológicas para que este tipo de proyectos se puedan escalar a un nivel de transferencia de tecnología”, añadió.

Los investigadores concursan en la actualidad en una convocatoria a nivel nacional para la resolución de problemas de temática en alimentación.

Además, participan en las convocatorias sectoriales con el apoyo de instituciones como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y las mismas universidades.

“Es nuestro compromiso aportar conocimiento que ayude a satisfacer las demandas del productor y apoye la estabilidad del mercado regional”, señaló Holguín.

El investigador indicó que el mundo actual requiere volver los ojos a lo local y la agricultura responsable tiene un alto valor, ya que en ella hay aspectos fundamentales para enfrentar los tiempos y las condiciones de países como México.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40