Nacionales

Obesidad y sobrepeso afectan más a menores de zonas urbanas

La obesidad y el sobrepeso se da mayormente entre menores de zonas urbanas que entre los de regiones rurales

La obesidad y el sobrepeso se da mayormente entre menores de zonas urbanas que entre los de regiones rurales debido, entre otros factores, por la actividad física y la alimentación, señaló el director de Enseñanza y Calidad de la Secretaría de Salud en la entidad, Diego Espinoza Peralta.

Con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Salud realizada en el 2012, refirió el especialista, en niñas y niños menores de 5 años en la entidad, el 14.1 por ciento padecen de obesidad y sobrepeso.

Entre la población infantil urbana el 14.7 por ciento presentan esas condiciones, mientras que en las zonas rurales se reporta el 8.7 por ciento de los infantes con este tipo de padecimientos.

En niñas y niños sonorenses de entre 5 y 11 años de edad el 36.9 por ciento enfrentan estos problemas de salud, de los cuales el 19.2 por ciento tiene sobrepeso y el 17.8 por ciento presenta obesidad.

Asimismo, el 38.9 por ciento de los niños en dicho grupo de edad presentan sobrepeso y obesidad, mientras que el 34 por ciento de niñas se reporta en esas condiciones.

Espinoza Peralta agregó que el 35.2 por ciento de adolescentes y jóvenes de 12 a 19 años de la población de Sonora registran estos padecimientos, el 20.7 por ciento de ellos reporta sobrepeso y 14.5 por ciento obesidad.

En datos nacionales, indicó, el 71.3 por ciento de los mexicanos tiene problemas con su peso corporal, de los cuales el 38.8 por ciento padecen sobrepeso y el 32.4 por ciento obesidad, los cuales son más frecuentes en mujeres que en hombres.

Mientras que, en promedio, en Sonora, siete de cada diez personas adultas del estado tienen sobrepeso y obesidad, dijo

Sonora ocupa el quinto lugar a nivel nacional en la incidencia de sobrepeso y obesidad, en el cual el 77 por ciento de las mujeres y el 71 por ciento de los hombres enfrentan estos padecimientos.

El experto estableció que en poblaciones fronterizas de Sonora el problema de sobrepeso y obesidad entre la población es más alta que el promedio estatal y ocupan los primeros lugares en el estado.

“Hay diferencias si es en ciudad y en población rural, la actividad física es lo que hace la diferencia y el acceso a alimentos calóricamente densos; prácticamente es la actividad física lo que marca la diferencia”, anotó.

El especialista en endocrinología anotó que en los últimos años se han impulsado acciones encaminadas a que las personas acudan a los centros de salud para medirse y pesarse, porque muchas veces no se sienten con un problema de sobrepeso.

“Una de las estrategias que se están haciendo ahora para el combate del sobrepeso y obesidad, es concientizar a la población de que vayan a checarse y no sea hasta que se sientan mal y lo mismo aplica para todas las enfermedades crónicas”, subrayó.

Refirió que en el Hospital General del Estado de Sonora (HGES) de esta capital estableció la Clínica de Obesidad con equipo multidisciplinario de especialistas como endocrinólogo, nutriólogo, activador físico y psicólogo.

La consulta sola con el médico no tiene el mismo impacto que si el problema se trata de diversos enfoques, pues hablar de obesidad no es solamente dejar de comer, sino sentirse bien y motivarse, entre otros elementos, la constancia es lo importante.

Respecto al sobrepeso y la obesidad en infantes, el director de Enseñanza y Calidad de la Secretaría de Salud estableció que en la entidad las autoridades educativas impulsan también acciones de prevención, pues tres de cada 10 menores presentan el problema.

Anotó que “el problema es en la casa, que es donde los menores pasan la mayor parte del tiempo; lo que comen es lo que les dan sus padres, se tata de que los menores estén conscientes de lo que comen y que la sociedad también haga su parte”.

Reconoció que el factor genético tiene relación con el sobrepeso y la obesidad en menos del 20 por ciento de los casos, de ahí que se tome como antecedente importante si existe esta problemática en la familia.

Sin embargo, destacó, aunque el aspecto genético es importante, no es lo único que incide en esta problemática, puesto que la decisión respecto a la alimentación y el estilo de vida están en cada persona.

Reiteró que el sobrepeso y la obesidad tienen consecuencias sobre la salud de las personas como son el aumento en el riesgo de padecer diabetes, alta presión, problemas de colesterol y triglicéridos.

Asimismo, abundó, hígado graso, que hoy en día ya es la causa principal de cirrosis y superó al uso del alcohol, así como enfermedades en las articulaciones por desgaste como son rodillas, hombro, columna y aumento del ácido úrico.

Reiteró que en prácticamente todas las enfermedades crónicas se aumenta el riesgo con la obesidad.

El funcionario estatal reconoció que existe reticencia por parte de los sonorenses para acudir a atenderse problemas de sobrepeso y obesidad, y ejemplificó que la entidad ocupa el último lugar en personas que acuden a revisión preventiva para diabetes.

Por ello, añadió, en los centros de salud de la dependencia estatal ya se están contratando nutriólogos para consulta inmediata, con la finalidad de que los pacientes no tengan que acudir a un lugar muy especializado.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40