Nacionales

Estudian bacteria para evitar propagación en cultivos de plátano

Una enfermedad de fácil propagación que amenaza los cultivos del plátano en México

Un grupo de investigadores de la Universidad de Colima (Ucol) estudia la genética molecular de un hongo, también conocido como mal de Panamá, una enfermedad de fácil propagación que amenaza los cultivos del plátano en México.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el profesor investigador de la Ucol, Gilberto Manzo Sánchez, comentó que el hongo habita en el suelo y cuando hay inundaciones se disemina a través del agua.

“Los productores usan lo que se conoce como ‘hijuelos para hacer trasplantes y sembrar otras áreas, pero estas plantas ya están infectadas”, mencionó el especialista.

Manzo Sánchez indicó que con solo caminar por los suelos contaminados se favorece la propagación de esporas y una vez que se introducen en los campos, es difícil de controlar la propagación del hongo Fusarium oxysporum f. sp. cubense (Foc).

El hongo provoca marchitez en la planta y la muerte generalizada del cultivo, por lo que es considerada una de las enfermedades más destructivas y reconocidas en la historia del banano, subrayó el profesor.

El investigador agregó que aunque a nivel molecular no se detecta aún en México, es importante conocer la genética de este patógeno, pues en caso de presentarse un brote en América Latina y el Caribe ocasionaría problemas en la industria y en los pequeños productores.

Lo anterior se debe a que la mayoría de las variedades de plátanos cultivados en la región son susceptibles a esta enfermedad, aseguró el investigador, quien recordó que el ser humano es el principal diseminador de enfermedades porque hay mucho movimiento de personas.

El especialista resaltó que en países como Cuba, Brasil y Australia, se realizaron trabajos moleculares de diversidad genética del patógeno para determinar cómo se encuentran las poblaciones.

A pesar de que el control de las enfermedades en el cultivo del banano avanzó de manera considerable en las últimas décadas, la mejor medida es la exclusión del patógeno, es decir, evitar la entrada de este hongo al país, subrayó el académico.

“Hicimos un trabajo de investigación en colaboración con investigadores del INIFAP (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias) campo experimental de Tecomán, el CICY (Centro de Investigación Científica de Yucatán) y la Universidad Autónoma de Chapingo”, mencionó.

“Inició con colectas de tejido enfermo de bananos en plantaciones de Nayarit, Colima, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Tabasco y Yucatán para analizar la genética de aislamientos de Foc”, señaló el investigador, quien agregó que este estudio demuestra que existe una diversidad genética de este patógeno en México.

El investigador señaló que se requiere unificar los esfuerzos de los órganos federales y estatales de sanidad vegetal, de las instituciones de investigación, de las universidades y productores para prevenir la entrada de esta enfermedad.

Además, agregó, es necesario capacitar a los productores y establecer medidas que disminuyan los riesgos de establecimiento y diseminación de este hongo en México.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40