Nacionales

Rechazan que en México haya denuncias por tráfico de órganos y tejidos

No hay ningún caso denunciado, no hay un expediente en la Procuraduría General de la República

El director general del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), José Salvador Aburto Morales, negó que en el país existan denuncias detráfico de órganos o tejidos.

“No hay ningún caso denunciado, no hay un expediente en la Procuraduría General de la República(PGR), que es a través del organismo que se pudiera sancionar un delito de este tipo”, abundó.

En conferencia de prensa rechazó la información publicada en la prensa que divulgaba la existencia de un caso supuestamente investigado por la Interpol, ya que “no tiene ningún fundamento”.

Refirió que incluso derivado de esta publicación se comunicó con la Procuraduría General de la República (PGR) para verificar que hubiera algún expediente, denuncia o un caso que se pueda verificar que en México hay tráfico de órganos.

“El gobierno federal, a través de sus instituciones como es el Centro Nacional de Trasplantes, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la PGR, suman esfuerzos para blindar esta situación que pudiera presentarse en cualquier país”, expresó.

Aburto Morales explicó que el tráfico de órganos es un tema globalizado que sucede en todo el mundo y que cada quien se ocupa de lo que sucede en sus países.

Comentó que tampoco hay un supuesto “turismo de trasplantes”, pues sería ilegal que ciudadanos extranjeros vinieran al país a hacerse una operación de ese tipo, ya que los beneficios del trasplante son para los mexicanos.

“La excepción que hay es, en algunos casos, con personas extranjeras que deben demostrar su calidad migratoria legal por más de seis meses, comprobar que viven en México, trabajan en el país y su vida familiar esta aquí, entonces sí podría ser beneficiado; o que viniera a hacerse a México un trasplante de vivo, tiene que venir con su donante, que debe ser un familiar”, expuso.

El director general del Centro Nacional de Trasplantes detalló que los servicios médicos especializados que hay en el país trabajan con las licencias que ha otorgado la Cofepris, que son 478.

En las leyes mexicanas se establece que el tráfico de órganos, incluido el trasplante, es severamente castigado a quien lo lleve a cabo, debido a que la ley prevé que los órganos son para los mexicanos.

Debido a lo anterior, continuó, en cada unidad hospitalaria donde se hacen trasplantes o se procuran órganos existen comités que vigilan que no suceda las operaciones de tipo comerciales y médicas, además de que se lleven a cabo las buenas prácticas dentro de un protocolo.

“Los responsables de los comités son los responsables de los hospitales, por lo tanto desde el propio hospital, las coordinaciones estatales e institucionales y nacionales estamos al pendiente que esto no se dé, como medida preventiva”, agregó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40