Nacionales

Universidad tamaulipeca impulsa proyecto contra contaminación

A fin de frenar la contaminación en la atmósfera y reducir los gases de efecto invernadero causados por el cambio climático

A fin defrenar la contaminación en la atmósfera y reducir los gases de efecto invernadero causados por el cambio climático, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) desarrolla el proyecto especial con apoyo de imágenes satelitales.

La doctora en Geografía por la Universidad de Sevilla, España y profesora investigadora del Instituto de Ecología Aplicada de la UAT, Glenda Nelly Requena Lara, indicó que se trata del proyecto denominado “Estudio de la dinámica de la cobertura boscosa en Tamaulipas y su importancia como sumideros de carbono”.

Explicó que a través de imágenes de satélite es posible saber el nivel de deforestación de bosques en la entidad, ecosistemas importantes en la retención del carbono que se genera en la atmósfera.

“La idea es saber qué tan capaz es nuestro territorio para disminuir los gases de efecto invernadero, que son los que están generando el cambio climático; entonces si tenemos los sumideros de carbono, que son sistemas que retienen carbono por años, podemos colaborar a disminuir el efecto invernadero”, indicó.

El estudio que culmina en diciembre próximo, añadió, permitirá con sus resultados generar propuestas de políticas públicas que permitan valorar más este tipo de ecosistemas.

“De ahí se desprenderán medidas de conservación y reforestación, porque no retirar la contaminación de la atmósfera tiene un valor socioeconómico”, y se usan imágenes de satélite de resolución media para trabajar sobre la cobertura del terreno, detalló.

Describió que se tienen por un lado los mapas de vegetación y estudios de suelo de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pero para observar el cambio entre cómo estaba la vegetación en un año base, contra cómo está actualmente, se utilizan las imágenes de resolución moderada”.

Primero seleccionan sitios de acceso fácil para buscar la cobertura boscosa, para lo cual se basan en un proyecto que se hizo en 2013 y que está disponible en Internet, donde a través de imágenes de mayor resolución obtuvieron los polígonos de cambio en año base del 2000 a 2012.

“Lo que hicimos fue sobreponerlo al año base de INEGI contra el cambio para 2013, y se pretende actualizar esos cambios de cómo van sucediendo en el tiempo”, refirió la investigadora.

Dio a conocer que una de las partes de la clasificación de las imágenes se hizo en el Tecnológico de Monterrey, en donde se obtuvieron 10 imágenes desde 2006 hasta 2015, que luego se clasificaron para hacer la firma espectral.

Especificó que a través de tecnología especializada se determinó el tamaño de la degradación boscosa y se obtuvieron los resultados, “ahora sólo queda obtener la información acerca de los factores de captación de carbono, porque el proyecto va a estimar cómo están los sumideros de carbono en el estado y la cobertura boscosa”.

Requena Lara puntualizó que debido al cambio climático, en los últimos años han estado variando las temperaturas y los regímenes de precipitación.

“Eso significa que ahora hace más calor en los veranos, hay más inundaciones y este mismo calor está derritiendo los hielos de los polos y entonces aumenta el nivel del mar y así sigue la cadena de afectaciones” dijo.

Finalmente comentó que en esta entidad de 2000 a 2012, unas 60 mil hectáreas de bosques se han perdido, entre ellos de matorral espinoso tamaulipeco con 25 mil hectáreas.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40