Nacionales

Ya no oyen a la codorniz mascarita; intentan rescatarla

Los gobiernos de Estados Unidos y México, con la iniciativa privada, crearon el Complejo para la Conservación e Investigación de la Codorniz Mascarita

Los gobiernos de Estados Unidos y México, con la iniciativa privada, crearon el Complejo para la Conservación e Investigación de la Codorniz Mascarita (Colinus virginianus ridgwayi) ave de la que ya no se oye su canto en la frontera de ambos países por el crecimiento urbano, ganadería y cacería en la zona semidesértica.

Frank Carlos Camacho Wardle, director General de Africam Safari Puebla, así lo dio a conocer junto con Benjamín Tuggle, director regional de US Fish and Wildlife Service, durante la revelación de la placa que pone de manifiesto que el complejo pretende contribuir al desarrollo y procreación de la codorniz mascarita.

Subrayó que la codorniz mascarita es una de las aves más amenazadas en todo el planeta, está a punto de desaparecer si no se toman medidas inmediatas, por ello la importancia de este centro que tiene como propósito recuperarla con la reproducción de muchos ejemplares que vuelvan a su hábitat.

“Una de las principales amenazas es la pérdida del hábitat, el cual está desapareciendo de manera rápida debido al crecimiento de la mancha urbana, por la ganadería, incendios, así como efecto de la cacería irresponsable que en algunos lugares aún se practica sin regulación alguna”, explicó.

El hábitat de esta especie se ubica en el norte de México y el sur de Estados Unidos porque es una zona semidesértica de espinos, donde ya es casi imposible encontrar ejemplares.

“Son muy importantes porque (las codornices mascaritas) son dispensadores de semillas; comen las semillas de diferentes árboles, caminan muchos kilómetros y donde excretan permiten el crecimiento de los árboles”, precisó.

Por su parte, Benjamín Tuggle dijo que a la fecha no se tiene una cifra exacta de cuántos ejemplares de codorniz mascarita quedan en el mundo, por ello se llevan a cabo monitoreos a cargo de investigadores, con el fin de saber si en algún lugar se escucha el canto de estas aves sin que hasta el momento haya un resultado positivo.

“No se ha escuchado ningún canto de la codorniz, lo que señala que es muy probable que estén extintas, por ello es importante contar con instituciones como Africam Safari para permitir la conservación, tanto en cantidad como en calidad”, mencionó.

Los ejemplares que hoy se encuentra en el Complejo para la Conservación son 49 machos y 19 hembras que llegaron del Refugio de Vida Silvestre “Buenos Aries”, en Arizona, Estados Unidos, donde fueron reproducidos.

Los ejemplares que nazcan en Africam Safari serán liberados en Estados Unidos y unos más se colocarán en el norte de México, gracias al convenio de colaboración y apoyo en recursos económicos del Servicio de Vida Silvestre de Estados Unidos.

La reproducción se lleva a cabo con recursos de Africam Safari y el apoyo de autoridades del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) dependiente de la Sagarpa, todos trabajando de manera conjunta para cuidar la preservación de una especie.

Frank Carlos Camacho comentó que los ejemplares en pie de cría son resultado de aves que salieron de un rancho propiedad privada en Hermosillo, Sonora cuyos dueños dieron en donación algunas especies para el Refugio Vida Silvestre “Buenos Aires” de Arizona.

Poco después éste parque donó ejemplares al Parque de Conservación y Vida Silvestre Africam Safari, ubicado en Puebla.

Será en mayo próximo cuando comience la temporada de reproducción, por ello es importante no molestarlas. Incluso se cubrieron las mallas de alambre con lienzos de tela a manera de que no perciban a los investigadores.

En tanto, en otra parte del complejo hay una habitación donde se lleva a cabo el monitoreo con cámaras de circuito cerrado de manera muy cercana para que no haya ninguna interferencia y se tomen registros de su comportamiento.

En otra área se cuenta con todos los aditamentos para la crianza, a fin de reproducir en gran cantidad dichas aves incubando de manera artificial, y otros ejemplares serán reproducidos de manera natural por sus padres, para que dichas crías sepan sobrevivir, se defiendan y no mueran por sus depredadores.

“En algún momento les pasaremos halcones volando muy cerca, así como serpientes, para que las aves reconozcan a esos animales como sus depredadores con el propósito que una vez que sean liberadas no sean presa fácil de éstos”, detalló tras apuntar que la alimentación de las aves consiste en semillas de plantas leguminosas, insectos, pétalos, alguna vayas y raíces, así como larvas de hormigas.

“El éxito de este programa será positivo debido al convenio que hay con el Servicio de Vida Silvestre en Estados Unidos con Africam y con los ganaderos en el norte de México, que si todos ponen de su parte se lograrán cosas muy buenas”, citó Benjamín Tuggle.

Después de liberarlas será necesario el trabajo de biólogos en el campo, investigadores, jaulas de preliberación, dar seguimiento a su comportamiento pues no basta solo con liberarlas sino darles seguimiento a las que sobreviven y las que no, conocer por qué están muriendo para poder corregir esas medidas.

“No es una especie endémica de México porque se comparte con parte de Estados Unidos, pero sí se puede decir que es una especie con un espacio muy reducido, muy frágil y muy fragmentado”, insistió Frank Carlos Camacho.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40