Nacionales

Consejos para cuidar la dieta estas vacaciones

El cuidado de la dieta en vacaciones no es una tarea difícil

El cuidado de la dieta en vacaciones no es una tarea difícil, de acuerdo con la nutrióloga Beatriz Cuyás Tarno, quien asegura que alejarse de la rutina diaria no es pretexto para caer en malos hábitos alimenticios.

La especialista del Colegio Mexicano de Nutriólogos explica en un comunicado la importancia de la actividad física, los refrigerios, la hidratación, la cantidad de las comidas y el cuidado de las bebidas alcohólicas

Cuyás Tarno señala que es importante tener a la mano refrigerios como verduras, frutas, galletas con queso fresco o yogurt para beber, pues no debe dejarse pasar más de cuatro horas entre comidas para evitar comer de más o elegir opciones poco saludables.

Pide estar bien hidratados para tener un mejor metabolismo, por lo que sugiere consumir líquidos de manera constante y aumentarlos si las vacaciones son el lugares calurosos.

La nutrióloga agrega que hay que aprovechar el cambio de rutina para tomarse el suficiente tiempo en cada comida, ya que la mayoría de la gente se queja de que tienen poco tiempo para comer con calma, por lo que es un buen momento para comer de manera tranquila.

“Come tranquilamente, mastica bien tus alimentos y disfrútalos. Recuerda que la señal de saciedad tarda 20 minutos en llegar al cerebro, permite que pase este tiempo para comer solo lo que necesitas”, comenta.

La especialista menciona que las vacaciones son un excelente momento para aumentar el consumo de verduras y frutas, por lo que es importante recurrir a la imaginación y preparar ensaladas a las que se les puede agregar como aderezo limón o vinagre.

En caso de comer fuera de casa, la nutrióloga recomienda ingerir mini raciones de alimentos. “Si quieres probar varios platillos es mejor que comas un poco de cada uno de ellos para evitar calorías de más, comparte con tus compañeros de vacación”, dijo.

Pide que al iniciar siempre las comidas sea con verduras y frutas, pues ayudarán a saciar el hambre con alimentos bajos en calorías y si se acude a un buffet, que las raciones más grandes sean las de ensaladas o verduras.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, expone que cada gramo aporta siete calorías, por ejemplo, una copa de vino tinto son alrededor de 150 calorías

“También cuidado con otras bebidas como jugos, smoothies y cafés que normalmente no creemos que tengan muchas calorías, pero si pueden tenerlas”, comenta.

Cuyás Tarno indica que está prohibido saltarse alguna comida porque llevará a comer de más y a que no se tenga la suficiente energía para disfrutar al máximo de las horas de esparcimiento.

Expone que las vacaciones también son buenos momentos para hacer ejercicio, ya sea en la playa como nadar, caminar o jugar volley-ball, así como en el campo haciendo caminatas, andando en bici, cabalgando o haciendo turismo en alguna ciudad.

Subraya que las vacaciones son un buen momento para dormir bien, pues recuerda que los malos hábitos de sueño y el estrés se relacionan con un aumento en el riesgo de subir de peso, por lo que las vacaciones son ideales para recuperarse del “trajín” de la vida diaria.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40