Nacionales

Investigadores de UANL monitorean la Selva Lacandona

Llevan a cabo un estudio sobre la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos de la porción sur de la Selva Lacandona

Investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) llevan a cabo un estudio sobre la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos de la porción sur de la Selva Lacandona, en Chiapas, para recuperar ambientes dañados.

La Secretaría de Investigación, Innovación y Sustentabilidad de la institución educativa señaló que los resultados obtenidos hasta el momento han permitido identificar las principales fuentes de deterioro de los ambientes acuáticos de la región.

“Actualmente, la Secretaría de Investigación, Innovación y Sustentabilidad de la UANL coordina el grupo interinstitucional e interdisciplinario de especialistas encargados del monitoreo de la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos de la porción sur de la Selva Lacandona”, indicó.

Esto se ha realizado “a través del uso de bioindicadores (peces, moluscos, insectos acuáticos y helmintos) y el registro de la calidad del agua y la detección y monitoreo de contaminación en ambientes naturales”, anotó la dependencia.

Entre las causas del deterioro, mencionó, se encuentran la deforestación provocada por actividades agropecuarias no sustentables, así como pesca no regulada, introducción y propagación de especies no nativas, a través de la acuacultura.

También afecta el vaciado de desechos sólidos, aguas residuales municipales, agroquímicos y pesticidas a los cauces naturales de los ríos, añadió.

Lo anterior, subrayó, ha permitido diseñar distintas estrategias dirigidas a frenar el deterioro que presentan los ambientes acuáticos, y en los casos en donde es posible recuperar ambientes degradados.

Asimismo impulsar el establecimiento y operación de sistemas de aprovechamiento pesquero y acuícola sustentables, que permitan la recuperación de las poblaciones naturales de peces, además de producir alimentos de alto contenido proteico a bajo costo ecológico y económico.

Un resultado adicional, continuó, es el trabajo conjunto que realizan la organización civil NATURA y la UANL mediante la formación de recursos humanos de alta calidad técnica y humana, para preservar la citada región.

Dichos recursos humanos, expresó, son el resultado de la colaboración de estudiantes de pre o posgrado, a través de prácticas profesionales y/o tesis, en los diferentes grupos de investigación que forman parte del grupo que coordina la UANL.

Estos grupos serán los encargados de continuar con los esfuerzos de preservación de la riqueza biológica y ecosistémica que posee la Selva Lacandona.

Refirió que al Este del estado de Chiapas se ubica región conocida como la Selva Lacandona una de las áreas ecológicas más importantes de México y Mesoamérica, ya que en ella se encuentra el macizo de selva más grande y mejor conservada de la región.

Se trata del centro de más alta diversidad biológica en el trópico, no sólo de México sino de la América Septentrional, subrayó.

“Contiene el 28.4 por ciento de las especies de mamíferos del país, el 31.8 por ciento de las aves, el 11.7 por ciento de los reptiles, el 8.8 por ciento de los anfibios y 14.4 por ciento de las especies de peces de agua dulce”, explicó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40