Nacionales

Compartir

Horarios laborales nocturnos elevan riesgo de padecer enfermedades

El trastorno del sueño por horario de trabajo causa una alteración del ritmo circadiano (TSRC)

Las personas con horarios nocturnos de trabajo, turnos rotatorios semanales, mensuales o las que laboran 24 horas seguidas sin descanso son más propensos a desarrollar enfermedades físicas y emocionales en el corto y largo plazo.

El trastorno del sueño por horario de trabajo causa una alteración del ritmo circadiano (TSRC), señaló el director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ulises Jiménez Correa.

El TSRC se origina cuando el horario laboral del trabajador se empalma con su periodo de sueño tradicional, lo cual desfasa su ciclo sueño-vigilia (periodo luz y oscuridad).

Los trabajadores más afectados por este tipo de trastornos son las personas con guardias nocturnas ocasionales, turnos rotatorios, horario fijo nocturno y los que inician sus jornadas de trabajo muy temprano.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Jiménez Correa mencionó que los principales síntomas por este padecimiento son el insomnio, la somnolencia, la irritabilidad y la ansiedad.

El directivo alertó que de no ser atendidos, dichos síntomas conllevan a otras enfermedades físicas como problemas metabólicos.

“La más común es la metabólica, problemas de diabetes, hipertensión y sobrepeso, son consecuencias que se van a presentar a mediano o largo plazo”, mencionó el especialista.

“Un desajuste en los horarios al dormir también desequilibra el ritmo de alimentación, la actividad física y provoca alteraciones hormonales”, agregó.

Este grupo de personas, por lo general, desayuna poco tras terminar su turno, después duerme y horas más tarde se levanta con mucha hambre, por lo que come más de lo adecuado; sin embargo, la energía que adquiere no es la necesaria para realizar cualquier actividad física.

El doctor recomendó a la gente que comienza a mostrar síntomas de insomnio no automedicarse y acudir con un especialista para que pueda identificar el origen del trastorno.

“Es muy importante que el paciente acuda a una clínica de trastornos del sueño para que se identifique si solo se trata de un problema secundario al horario de trabajo o si existe alguna otra enfermedad del sueño que esté sumándose al problema”, dijo Jiménez Correa.

A fin de que el tiempo de sueño sea de mayor calidad, el especialista invitó a tener una recámara con un ambiente adecuado (iluminación, temperatura y ruido) para un sueño reparador.

Si el problema está relacionado de forma única con los horarios de trabajo, en una o dos semanas los pacientes sentirán mejoría, de lo contrario, será necesario un estudio de diagnóstico (polisomnografía) para un tratamiento específico, indicó el médico.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40