Nacionales

Compartir

Piden a padres no llevar niños con fiebre o diarrea a guarderías

Tomar esta medida es para prevención de una cadena de contagios en las escuelas

Los padres de familia deben considerar los síntomas que sus hijos tienen y no llevarlos a las guarderías, con el fin de evitar cadenas de contagio, afirmó la experta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Verónica Orozco Sotelo.

Indicó que fiebre y diarrea en niños menores de 5 años de edad, son dos síntomas que deben alertar a los padres de familia, debido a que sugieren la presencia de patologías respiratorias o gastrointestinales altamente contagiosas.

La jefa de Enfermería de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) del IMSS en Jalisco, añadió que el flujo nasal (moco) en color amarillo o verde y una cantidad de evacuaciones mayor a la acostumbrada, son indicativos de un problema de salud moderado o grave.

“Debemos entender esta etapa en la vida de los niños como una muy importante en términos de prevención, los pequeñitos que se muestran enfermos no deben ser llevados a las guarderías, pero muchas veces la mamá o el papá no tienen quién se los cuide y deciden dejarlos”, dijo.

Sin embargo, resaltó que lo correcto es acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) y seguir las indicaciones del médico.

Señaló que para prevenir las cadenas de contagio, las guarderías cuentan con personal de enfermería encargado, por una parte de realizar filtros sanitarios y por otra, vigilar el estado de salud de los menores durante su estancia.

Orozco Sotelo añadió que vigilan peso y talla, así como que tengan con su cartilla de vacunación y no se acepta en las aulas a los pequeños a quienes no se han aplicado todos los biológicos correspondientes a su edad, debido al riesgo de propagación de enfermedades.

Destacó que otras actividades realizadas por el personal de enfermería del IMSS Jalisco para fomentar la salud en menores de 5 años de edad en el ámbito educativo, se inscriben en el programa nacional ChiquitIMSS.

“Consiste en charlas permanentes sobre el lavado de dientes y de manos, crecimiento y desarrollo, además de alimentación, en un enfoque lúdico, con materiales didácticos adecuados a los niños”, explicó.

Resaltó la importancia de inculcar hábitos de higiene en los infantes, como el lavado de manos antes y después de comer e ir al baño, así como después de jugar, clave para evitar padecimientos tan comunes como la hepatitis tipo A y la parasitosis (parásitos intestinales).


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40