Nacionales

Compartir

Crece en México el porcentaje de embarazos no planeados entre jóvenes

Entre 2009 y 2014, el porcentaje de embarazadas en México que no planearon el nacimiento aumentó

Entre 2009 y 2014, el porcentaje de embarazadas en México que no planearon el nacimiento aumentó, sobre todo entre las adolescentes y las jóvenes de 20 a 24 años de edad, dijo la académica e investigadora Fátima Juárez Carcaño, de El Colegio de México.

Al comentar los resultados del estudio titulado “La situación demográfica de México 2015”, editado por el Consejo Nacional de Población (Conapo), la especialista señaló que creció el porcentaje de embarazadas que no planearon ni deseaban el nacimiento de un bebé.

Según los resultados, las razones fueron que no hubo protección en la primera relación sexual, falta de información de los métodos y dónde se pueden obtener, así como su deseo de embarazarse, que no planeaban tener relaciones sexuales en ese momento, y que no creían que se iban a embarazar.

La investigadora consideró que estos hallazgos muestran las fallas de los servicios de planificación familiar, de la educación sexual, y que urge atender las necesidades reales de las mujeres mexicanas.

Otra dificultad que muestran las mujeres, añadió, es en lo referente al conocimiento funcional de los métodos anticonceptivos, pues todas los conocen, pero el conocimiento real es muy limitado.

Como ejemplo refirió que la pastilla anticonceptiva es conocida por 96 por ciento de las mujeres en México, pero cuando se les pregunta cómo se usa, 73 por ciento no lo sabe.

Estos resultados, advirtió la experta, hablan de la insuficiente instrumentación de los programas, “donde vemos que la proporción que usan anticonceptivos en edad reproductiva, de 2009 a la fecha, se quedó constante”.

Sin embargo, subrayó, la parte que más sorprende es que 17 de las 32 entidades federativas muestran un descenso de las usuarias, o sea, que hay menos porcentaje de mujeres usando anticonceptivos, como es el caso de Nuevo León, Veracruz y la Ciudad de México.

Comentó que 80 por ciento de las mujeres en edad reproductiva han tenido relaciones coitales, de las que 54 por ciento dijeron haber iniciado su vida sexual antes de la primera unión, entonces las relaciones prematrimoniales son un patrón en este aspecto.

En este mismo sentido, cada vez hay más mujeres que no se casan, prefieren unirse, y muchas de ellas no quieren ser madres, pero por otro lado hay un número alto de embarazos y la mujer deseaba esperar más tiempo para no embarazarse.

Los resultados evidencian que existe un gran reto en materia de política pública y en el acceso universal de la salud reproductiva, por lo que, opinó, es un llamado de atención para redoblar esfuerzos, y la implementación de los programas de planificación familiar y de anticoncepción en el país.

Al referirse a otro capítulo del documento, la investigadora manifestó que dado los cambios en la mortalidad en México el envejecimiento de la población es inevitable, por lo que sería incorrecto decir que se puede evitar.

México está envejeciendo y llegará un momento en el que su pirámide será la de un país envejecido, y el problema no está en envejecer sino en no estar preparados para estos cambios, advirtió.

Dijo que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 45 países son poblaciones envejecidas, es decir, que entre 20 y 29 por ciento tiene 60 años o más; 52 naciones, entre las que se encuentra México, son sociedades en transición que tienen de un 10 a un 19 por ciento de la población mayor de 60 años.

Además, de acuerdo con la investigación, la Ciudad de México fue la entidad en 2015 con el mayor porcentaje de población de 60 años y más, seguido de Veracruz, Oaxaca y Morelos.

Juárez Carcaño subrayó que la Ciudad de México, con un nivel de marginación muy bajo, y Oaxaca, que es el más marginal, son las entidades más envejecidas del país, lo que muestra el contraste.

En 2030 se espera que la capital del país tenga una población envejecida, porque tendrá 20 por ciento de 60 años y más, mientras que el resto de las entidades avanzarán y estarán en proceso de transición hacia el envejecimiento.

Indicó que, dada la desigualdad en la distribución geográfica en México, para 2030 la capital del país, el Estado de México, Jalisco, Puebla y Veracruz tendrán 41 por ciento de personas de 60 años y más.

“Esta información nos indica que tenemos que planear para el envejecimiento del país, poner especial atención en estas cinco entidades en donde va a estar más de la mitad de la población de 60 años y más”, concluyó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40