Nacionales

Compartir

Investigador mexicano produce biofertilizante con piedra pómez

Logró el desarrollo de un fertilizante natural mediante la piedra pómez y otros materiales porosos de origen volcánico

Un doctor de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) logró el desarrollo de un fertilizante natural mediante la piedra pómez y otros materiales porosos de origen volcánico.

El proyecto tiene como objetivo aprovechar de forma eficiente los nutrientes en el campo y ayudar a la seguridad alimentaria, aseguró el doctor Said Robles Casolco.

“He estudiado el comportamiento de los materiales porosos y entendí el comportamiento y la oportunidad que tienen estos para realizar un sistema de captación, no solamente de materiales orgánicos sino también de inorgánicos”, dijo el doctor adscrito al Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (Ciicap) de la UAEM.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Robles Casolco explicó que para producir el biofertilizante hizo un arreglo mecánico a la piedra, después integró el material orgánico y lo encapsuló.

El fertilizante es resultado de la mezcla de elementos biológicos como el potasio, el manganeso y el azufre, usados como sustrato para enriquecer la piedra pómez.

Cuando la piedra absorbe los elementos actúa como fertilizante y alimenta la tierra de cultivo, la cual libera de forma progresiva los nutrientes para el crecimiento de las plantas.

“Se hizo una mezcla de componentes orgánicos para hacer la integración y una remediación en los cultivos básicos que existen en México, como lo es el maíz y el frijol”, detalló.

“Trabajamos en parcelas demostrativas de maíz con este arreglo mecánico. Determinamos que para ciertas características, la mezcla orgánica cumple con los objetivos que hacen el crecimiento a partir del enraizamiento”, agregó.

Durante el experimento, el investigador observó que el maíz tuvo una velocidad de crecimiento equitativa y capaz como lo hacen los fertilizantes extranjeros.

El uso de la piedra pómez puede aumentar de manera exponencial el crecimiento de un vegetal hasta en una semana, mientras que con los fertilizantes tradicionales las semillas germinan hasta en 60 días, destacó el doctor de la UAEM.

A través del uso de este producto se asegura que el consumidor tenga alimentos sanos; además, los campesinos podrán usar un fertilizante amigable con el medio ambiente.

El académico añadió que la piedra modificada con nutrientes ayudará al organismo vegetal a crecer conforme a su naturaleza, para que las alteraciones meteorológicas no dañen la siembra.

En la actualidad, el proyecto cuenta con dos patentes, la primera por el aporte mayoritario de origen orgánico, mientras que la segunda por su aporte inorgánico, dos solicitudes de patentes para un solo producto que están en proceso de obtención del título y registro de marca, agregó el investigador.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40