Nacionales

Compartir

Remoción de vegetación en Tajamar, apegada a la ley, determina Profepa

Varios activistas en defensa de los animales aseguraron que lo sucedido en Cancún, Quintana Roo fue un “ecocidio”.

La remoción de vegetación forestal en el Proyecto Malecón TurísticoTajamar Cancún, ejecutada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en enero pasado, se realizó al amparo de una autorización en materia de impacto ambiental vigente, determinó laProfepa.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) hizo tal determinación después de una detallada investigación en campo y de gabinete, en la que se valoraron todos los medios probatorios ofrecidos por ciudadanos denunciantes así como el citado organismo.

La dependencia determinó que el referido desmonte contó con una autorización expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Tras los hechos ocurridos la madrugada del 16 de enero pasado, elementos de la Profepa en Quintana Roo, en coordinación con personal de la Subprocuraduría de Recursos Naturales, realizaron una visita de inspección del 26 al 28 de enero pasados.

Como resultado de ello, se instauró un procedimiento administrativo por posibles irregularidades contra la Autorización en Materia de Impacto Ambiental otorgada a su favor en julio de 2005.

Para efecto de lo anterior, la Profepa cotejó exhaustivamente los 16 términos y tres condicionantes señalados en la autorización de referencia, así como las 65 medidas de prevención y mitigación establecidas en la Manifestación de Impacto Ambiental en su modalidad Particular, cuyo cumplimiento fue acreditado por Fonatur.

Adicionalmente, y con el fin de garantizar el derecho a un medio ambiente sano, para la emisión de la resolución correspondiente, la Profepa consideró además las pruebas ofrecidas dentro de las mil 188 denuncias interpuestas ante la delegación de esa corporación en Quintana Roo.

La dependencia destacó que las pruebas ofrecidas por los denunciantes apoyaron la información recabada por inspectores federales, en relación a la presencia de fauna silvestre en el lugar previo a la remoción, y en fecha posterior a ese acto.

Por ello, la Profepa ordenó a Fonatur concluir con el programa de rescate de fauna, acreditándose por el citado Fondo una imposibilidad material para tal efecto derivado de la oposición de algunos grupos de personas apostados en el lugar. Estos hechos fueron fedatados por notario público.

La vigencia de la autorización de Fonatur concluyó previo a la emisión del resolutivo de Profepa, por lo que ese permiso ha quedado sin efecto alguno, aunado a que los nuevos propietarios de los terrenos deberán tramitar nuevas autorizaciones ante la Semarnat para llevar a cabo actividades inmobiliarias o el retiro de vegetación en el lugar.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40