Nacionales

Compartir

Paternidad tardía eleva riesgo de patologías genéticas en el bebé

La paternidad tardía o en edad más avanzada constituye un riesgo para el desarrollo de ciertas enfermedades genéticas para el bebé

El experto Luis Figuera Villanueva dijo que la paternidad tardía o en edad más avanzada constituye un riesgo para el desarrollo de ciertasenfermedades genéticas autosómicas dominantes que pueden transmitirse al bebé.

Agregó que conforme la edad avanza, disminuye la capacidad del ser humano para regenerarse celular y orgánicamente, lo cual puede elevar el riesgo de que al momento de la concepción pueda producirse algún defecto o alteración en los cromosomas aportados al bebé, tanto por el varón como por la mujer, en la reproducción.

El jefe de la División de Genética del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS Jalisco añadió que el patrón de herencia autosómica se presenta cuando el alelo (variante genética) que está mutado, tiene un mayor dominio sobre el que se encuentra normal.

"Se llaman enfermedades autosómicas debido a que el gen afectado se encuentra en uno de los 23 pares de cromosomas aportados por el padre y la madre, en el cariotipo del ser humano".

Indicó que una de las enfermedades genéticas primordialmente asociada a un defecto cromosómico aportado por el padre es la acondroplasia (talla baja).

"La acondroplasia ocurre sobre todo en los últimos integrantes de la familia, es decir en los hijos más pequeños, precisamente porque fueron los que la pareja tuvo más recientemente y pudieron pasar más años para que así fuera", apuntó.

Señaló que otra patología que se ha asociado al hecho de que los varones fueron padres en edades más avanzadas es la neurofibromatosis, una enfermedad genética que se caracteriza por la aparición de manchas en la piel y tumores sub-dérmicos (debajo de la piel), aunque las manifestaciones pueden ser diversas.

Subrayó que aunque en el cromosoma X (femenino) se producen los genes A y B de la Hemofilia, afectación caracterizada por una deficiencia en algún factor de coagulación de la sangre, si un padre tiene la enfermedad, todas sus hijas mujeres serán portadoras de los genes que están alterados para dar paso a esta enfermedad y los heredarán consiguientemente a sus hijos varones.

Manifestó que es posible detectar estas enfermedades genéticas in-utero, debido a que los defectos en los cromosomas ocurren al momento de la fecundación.

Afirmó que la División a su cargo brinda asesorías genéticas a parejas que cuentan con antecedentes familiares de estas patologías, "otorga alrededor de 120 consultas por semana en los Hospitales de Ginecoobstetricia, Pediatría y Especialidades del Centro Médico de Occidente, además de aproximadamente 10 personas que llegan semanalmente al CIBO, de manera espontánea".

"Es necesario acudir a recibir asesoría por parte de los genetistas en pareja, si se cuenta con antecedentes familiares de las patologías antes mencionadas o incluso si han presentado más de dos abortos intentando concebir", concluyó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40