Nacionales

Compartir

Meteorito de Bacubirito, un pedacito de cielo para sinaloenses

El meteorito fue nombrado así a propósito del lugar en el que cayó

Aunque para los sinaloenses es una práctica común poder observar el meteorito de Bacubirito, encontrado en esta localidad hace más de 150 años, el Centro de Ciencias de Sinaloa, donde se encuentra resguardado, pide que esto se haga con extremo cuidado y con mucho respeto para evitar dañarlo.

El meteorito fue nombrado así a propósito del lugar en el que cayó, un poblado ubicado unos 150 kilómetros al norte de esta ciudad capital en donde estuvo desde su contacto con el planeta Tierra, hace más de 150 años, cuando fue descubierto.

El pedazo de metal luce aquí desde 1992, cuando fue trasladado de El Ranchito, una localidad de Bacubirito, municipio e Sinaloa, en donde fue hallado por lugareños, al Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS) en esta ciudad capital.

La directora del CCS, Rocío Labastida Gómez de la Torre, informó que el meteorito es el quinto más grande y el más largo hasta hoy descubierto en el mundo. Mide 4.25 metros y pesa alrededor de 21 toneladas.

Tiene un color plateado y plomizo y se compone de Hierro (88.94 por ciento), Níquel (6.98 por ciento), Cobalto (0.21 por ciento), Azufre (0.005 por ciento), Fósforo (0.154 por ciento) y trazas de Galio, Iridio y Germanio.

Ya que su principal componente químico es hierro, con el paso del tiempo el proceso de oxidación podría disminuir su masa, por lo que el CCS buscará que en su próxima remodelación museográfica tenga un espacio más digno para su exhibición y conservación.

De acuerdo a las investigaciones efectuadas, fue encontrado por campesinos en 1863 en El Ranchito, un pueblo pequeño de la sindicatura de Bacubirito del municipio de Sinaloa. Durante 2013 se cumplieron 150 años del hallazgo de este cuerpo celestial.

En 1959 fue trasladado desde el enorme cráter que dejó en su choque con la tierra al Centro Cívico Constitución en esta ciudad, de donde, en 1992, fue retirado y colocado hasta donde actualmente se encuentra y que es motivo de admiración de chicos y grandes.

El meteorito cayó hace miles de años según los expertos, quienes suponen que esta región se encontraba deshabitada. También suponen que lo que está a la entrada del Centro de Ciencias es la mitad y que la otra mitad cayó en el mar.

El meteorito de Bacubirito, lo descubrió el campesino Francisco López al rozar su arado constantemente con él. Lo desenterró hace 150 años y es el momento de una fotografía antigua, que se conserva, del hallazgo.

El instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lo mantuvo en resguardo en el lugar muchos años.

Después fue trasladado al parque Constitución para que la gente pudiera conocerlo. Al crear el Centro de Ciencias el gobernador Francisco Labastida Ochoa decidió exhibirlo en la explanada donde se encuentra hasta la actualidad.

Por el sólo hecho de su procedencias, su valor es incalculable. Vienen a conocerlo de varias partes del mundo.

Para admirar este atractivo del Centro de Ciencias de Sinaloa la entrada es libre pues se ubica en la explanada, que es abierta al público.

En el Centro de Ciencias de Sinaloa extreman su conservación, por lo que piden, a quienes acudan a admirarlo, a que lo hagan con cuidado y, sobretodo, con mucho respeto.

Además, solicitan a los visitantes que no intenten golpearlo o rayarlo, pues no debe olvidarse que es un patrimonio histórico de los sinaloenses y de los mexicanos.

El Centro de Ciencias de Sinaloa planea, en un mediano plazo, acondicionar el área de exhibición del meteorito para mejorar su conservación.

Además, y a propósito de los 150 años de su descubrimiento, el CCS, en conjunto con universidades del país, acordó presentar ante la Unesco la petición formal para que el meteorito de Bacubirito sea considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Labastida Gómez de la Torre recordó que en octubre de 2013, junto con las universidades Autónoma de Sinaloa (UAS), Nacional Autónoma de México (UNAM) y de Sonora (Unison), formalizaron su petición ante la Unesco.

El meteorito de Bacubirito se mantiene como el quinto meteorito más grande y más largo del mundo. Le superan los encontrados en África, de 60 toneladas; Argentina, con 37; Groenlandia, con 31; y China, de 28.

Es que se exhibe en la explanada del Centro de Ciencias de Sinaloa, es el más sobresaliente de México, seguido por el meteorito de Toluca y el cráter de Chicxulub.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40