Nacionales

Compartir

Investigadores censarán lobos marinos con drones

Un grupo de científicos corregirá las estimaciones de lobos marinos de la Bahía La Paz mediante imágenes aéreas capturadas por drones

Un grupo de científicos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), Unidad La Paz, corregirá las estimaciones de lobos marinos de la Bahía La Paz mediante imágenes aéreas capturadas por drones.

El proyecto es desarrollado por el Laboratorio de Macrobiología Marina y el Laboratorio de Sensores Remotos y Vehículos Autónomos no tripulados del CICESE, en colaboración con el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar).

Lo anterior, explicaron en un comunicado, luego de que los especialistas determinaran que la detección de los lobos marinos no era precisa con los métodos tradicionales de censo poblacional, los cuales consisten en el conteo elaborado por observadores a bordo de una embarcación o en algunos casos en tierra.

Así, propusieron el desarrollo de un modelo matemático más exacto de estimación de abundancia, el cual trata de imágenes aéreas capturadas con drones y comparadas con conteos de los observadores, realizados en forma paralela.

En tanto, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), sostuvo que el número de lobos contados en el golfo de California está subestimado.

Los resultados generales del censo poblacional confirman que existe una subestimación de la abundancia de lobos marinos de la colonia de

Los Islotes en la Bahía de La Paz, el cual es el primer lugar censado con el nuevo método.

Datos del estudio indican que el conteo con fotografía aérea, en comparación con los registros de los observadores, arrojó entre 70 a 85 por ciento de más crías.

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el investigador del CICESE, Mario Pardo Rueda, destacó que los métodos tradicionales tienen algunos sesgos, por ejemplo en embarcación notaron que se perdían algunos animales a la vista del observador.

“Asimismo nos dimos cuenta que no solamente había problemas con el número de animales contados desde la embarcación, sino también con la categoría que se les asignaba y una de las categorías más problemáticas fueron los juveniles, porque son animales en un tamaño intermedio, en el campo para un observador puede ser confuso diferenciar un espécimen juvenil con un subadulto o una cría”, explicó.

Mencionó que para el desarrollo del modelo matemático de estimación de abundancia poblacional, consideraron la cantidad de especímenes en las colonias, así como su categoría de edad y género: crías, juveniles, adultos, machos y hembras.

En el mes de julio, adelantó que viajarán en un crucero científico que buscará censar con drones y observadores las colonias de lobos marinos registradas en el golfo de California.

Subrayó que de acuerdo con datos del Cicimar, la colonia de lobos marinos de Los Islotes ha registrado decrementos de la población relacionados con el fenómeno del Niño, caracterizado por el calentamiento del agua de mar, y que a su vez modificó patrones de conducta de los lobos marinos.

“En el último año y medio, la población de lobos marinos de Los Islotes de la Bahía de La Paz ha decrecido entre 15 a 20 por ciento a causa del calentamiento del mar, esto lo hemos corroborado con las imágenes aéreas. No obstante, en otras colonias dentro del golfo de California la población está creciendo, esto es muy dinámico”, sostuvo el biólogo Fernando Elorriaga.

Desde finales de la década de 1970 hasta el 2005, la población de lobos marinos de la colonia de Los Islotes estuvo en crecimiento, en los primeros censos se encontraban alrededor de 250 lobos marinos, para el final de ese periodo se estiman alrededor de 500, afirmó.

El científico añadió que el fenómeno del Niño cambia los patrones de productividad primaria, cambia la disponibilidad de presas y los lobos tienen que empezar a hacer viajes de alimentación más largos.

Por tanto, resaltó que su esfuerzo de búsqueda incrementa y esto llega a causar efectos negativos por el mayor consumo de energía que tienen los animales para encontrar su alimento.

Elorriaga añadió que desde la década de 1970, científicos del Cicimar han monitoreado de forma constante la población de la colonia asentada en Los Islotes de la Bahía de La Paz, lo que generó una gran base de datos de muestras de análisis, fotografías y registros de censos.

A su vez, precisó que a partir de 2012 los censos se empezaron a realizar mensualmente para detectar con mayor precisión fluctuaciones dentro de la colonia, relacion


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40