Nacionales

Compartir

Ruta Quetzal conjuga aventura, aprendizaje y diversión

“La aventura en las selvas mayas de Yucatán”, inició en Río Lagartos

Actividades de aventura, naturaleza, cultura e historia han sido disfrutadas por los 180 jóvenes, provenientes de 17 países de habla hispana, que participan en la 31 edición de la Ruta Quetzal BBVA, cuya primera etapa se realiza en Yucatán.

La expedición, titulada“La aventura en las selvas mayas de Yucatán”, inició en Río Lagartos, donde los jóvenes tuvieron un contacto con la naturaleza al visitar una granja de cocodrilos y al explorar las playas en busca de tortugas marinas.

Asimismo, los participantes disfrutaron de la primera ponencia del programa académico, la cual estuvo a cargo del especialista español Andrés Iglesias, y tuvieron un acercamiento con la cultura maya al recorrer la zona arqueológica Ek Balam.

El programa de actividades continuó con la llegada al Pueblo Mágico de Izamal, donde los conocidos como “ruteros” han montado su campamento en el ex convento franciscano de la zona.

En ese espacio, poseedor del segundo atrio más grande del mundo, los jóvenes participantes han conocido al equipo que hace posible la Ruta Quetzal BBVA, entre los que se encuentran académicos, que comparten sus conocimientos en conferencias; médicos, a cargo de la salud de los “ruteros”; organizadores y los conocidos como monitores, que son los guías de los jóvenes en la expedición.

En esta edición se cuenta con 10 españoles y seis mexicanos, que son parte clave del recorrido por este país. Entre los mexicanos se encuentra Susana Itzel Hernández, de 20 años, quien participó en 2010 en la Ruta Quetzal, y ahora regresa para compartir esta experiencia que le cambió la vida.

“Tenía 16 años cuando fui rutera y sí me cambio la vida, porque antes de eso estaba indecisa sobre lo que quería estudiar, y después de estar aquí y convivir con gente de otros países, decidí estudiar idiomas y Derecho Internacional para seguir teniendo la oportunidad de relacionarme con gente de otros lugares”, dijo a Notimex.

Para ser parte del equipo de monitores, mencionó, fue necesario presentar un ensayo sobre la importancia de la experiencia adquirida en la ruta, así como de los aportes que podría realizar en esta edición.

“Lo que realmente quiero es contagiarles las ganas de disfrutar cada momento, que es irrepetible, darles consejos positivos porque al principio es difícil y son diferentes formas de pensar, de vivir, y hacer las cosas; entonces uno tiene que conciliar y llegar acuerdos que permitan una convivencia entre todos”, destacó.

Susana Itzel añadió que ser parte de esta expedición es de las grandes satisfacciones de su vida, mientras que ahora adquiere nuevos conocimientos como monitor.

“Me da gusto estar ahora de este lado, porque no es lo mismo ser un rutero a estar de este lado, ayudando con la logística; te das cuenta de elementos que antes no veías, como las instrucciones a seguir y los preparativos para que todo salga bien”, concluyó sobre su participación en el evento que solo incluye México.

La XXXI Ruta Quetzal continuará en Yucatán hasta el 15 de julio, para luego seguir en Extremadura, Andalucía y Madrid, en España.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40