Nacionales

Compartir

Prismas basálticos, la naturaleza en su mayor expresión geológica

México busca ante Naciones Unidas registrar su primer geoparque

Son resultado del enfriamiento acelerado de la lava durante un derrame hace millones de años, pero al apreciar sus impactantes formas geométricas, es inevitable cuestionarse cómo la naturaleza pudo formar los Prismas basálticos.

Este tipo de columnas de piedra volcánica, únicas en México, decoran las paredes de la impresionante barranca de Santa María Regla que, al mismo tiempo, son bañadas por el agua de cuatro cascadas que alimenta la presa de San Antonio Regla.

El asombro es tal para quienes visitan este lugar que, desde 2007, forma parte de las 13 maravillas naturales de México, señaló el secretario del Comité de Administración de este centro turístico, Roberto Moncayo Morales.

Ubicados en el municipio de Huasca de Ocampo, Hidalgo, el primer Pueblo Mágico del país cuyo nombre en náhuatl –Huascazaloyam- significa lugar de pájaros, agua, vegetación y alegría, los gigantes de basalto son testigos mudos del esplendor de una época que enriquece al turismo.

El investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Carlos Mora, explicó que las formaciones geométricas tienen su origen en el enfriamiento de lava o magma durante un derrame que se vertió al fondo de la barranca.

“La estructura geométrica fue enfriada en un medio acuso, lo cual hizo que se convirtiera lentamente en una estructura hexagonal”, expuso el también director científico del proyecto “Geoparque Comarca Minera Hidalgo”.

Asimismo, indicó en entrevista con Notimex, hubo una deshidratación del magma y esto provocó la formación de las estructuras que son similares a la de los lodos cuando se secan.

Así, el flujo de lava es resultado de la actividad volcánica conocida como volcanismo efusivo y ocurrió en las épocas Plioceno-Pleistoceno.

Moncayo Morales puntualizó que algunas de estas columnas alcanzan hasta 40 metros de altura y están formadas por cinco, seis y siete caras, todo en función al número de fracturas formadas durante el enfriamiento.

Además, la coloración oscura que vislumbra es consecuencia de su composición química rica en magnesio, hierro y calcio, principalmente, y sus colores naranja o rojo son parte de la oxidación de los minerales -olivinos, plagioclasas, piroxenos y óxidos de hierro- sobre las columnas.

Pero, este espectáculo propio de la naturaleza es aún mayor al mirar caer el agua proveniente de las cascadas que alimentan la presa San Antonio Regla, donde abajo está una hacienda completa que se inundó en 1915.

De ahí la importancia de convertir este lugar en otro atractivo turístico, pues al recorrerlo en lancha se puede apreciar parte de la estructura de un Chacuaco y una pequeña torre que sobresalen del nivel del agua.

Por este potencial turístico, los Primas Basálticos formarán parte de los 31 sitios del proyecto “Geoparque Comarca Minera Hidalgo” que busca dar valor al patrimonio geológico, minero, arqueológico y cultural del estado.

El especialista de la UNAM explicó que esta iniciativa abarca nueve municipios - Pachuca de Soto, Mineral de la Reforma, Mineral del Chico, Mineral del Monte, Omitlán de Juárez, Epazoyucan, Singuilucan, Atotonilco el Grande y Huasca de Ocampo- dentro de un área de mil 900 kilómetros cuadrados que expresan la historia geológica de la entidad.

Recordó que Uruguay, Brasil y Canadá tienen en total cuatro geoparques, pero en México esté podría ser el primero porque hay dos proyectos candidatos, uno en Oaxaca y otro en Hidalgo, que están siendo impulsados además para obtener el aval internacional de la Unesco, lo cual se traduciría en un mayor turismo.

Mora acentuó que Hidalgo tiene una característica muy especial. “Hay una minería ancestral, más o menos de 500 años, y también hay rocas que por su simple estructura provocan un desarrollo económico y social”, expuso.

“Huasca tiene esta característica (…) para formar una historia mística y atraer el turismo”, insiste el investigador, quien prevé que al menos 500 mil habitantes de los nueve municipios tengan un “beneficio colateral” con la puesta en marcha del geoparque.

"Está es una buena noticia porque estamos orgullosos que nos hayan volteado a ver; eso quiere decir que México tiene lugares muy hermosos”, comentó Iván Moncayo Gama, representante del Centro Turístico “Prismas Basálticos”.

El guía de turistas agregó que lo anterior va enriquecer y fortalecer la información y los datos científicos del proyecto, pues el fin es integrarlo a los 120 geoparques que hay en el directorio internacional.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40