Nacionales

Compartir

Nuevo camino enIslas Marietasse abrirá de manera controlada

La clave que garantizará el adecuado aprovechamiento del nuevo sendero del Parque Nacional Islas Marieta, en Isla Larga, radica en garantizar que la gente que lo visite respete las indicaciones establecidas para su apreciación y responsable aprovechamiento.

La clave que garantizará el adecuado aprovechamiento del nuevo sendero del Parque Nacional Islas Marieta, en Isla Larga, radica en garantizar que la gente que lo visite respete las indicaciones establecidas para su apreciación y responsable aprovechamiento.

Así lo aseguró el titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Alejandro del Mazo Maza, al hablar sobre los detalles que caracterizan a este nuevo camino de 350 metros y al cual ya acudía la gente incluso antes de que Islas Marieta fueran decretadas como Área Natural Protegida (ANP).

En entrevista para Notimex recordó que se trata de una senda que tuvo que ser cerrada luego de un incendio en el cerro, pero que al paso del tiempo se logró recuperar de manera que hoy ofrece una belleza escénica muy importante y demuestra que “Islas Marieta no nada más es Playa del Amor, es mucho más que eso”.

Desde luego, para evitar que se repita un problema como el de Playa del Amor, en donde la sobredemanda terminó por rebasar la capacidad de atención y aprovechamiento del lugar, se trabajará bajo una primera prueba en donde se abrirá el lugar de manera controlada.

Esto implica que solo se dará acceso a grupos reducidos que no rebasen de las 10 a las 12 personas con un máximo de 12 grupos al día, de manera que al día se reciba un máximo de 144 personas, como máximo.

Del Mazo Maza reveló que a este lugar podrán acceder las personas incluso con parte de sus equipos, considerando que cada vez hay más gente que acude para observar aves y que incluso viajan desde lugares muy lejanos para apreciar aves endémicas.

“Hay una gran riqueza de especies de aves como los pájaros bobos patas azules, la más importante del Pacífico”, por ello llevamos a cabo una estrategia bien definida e “incluso tenemos el registro de la temporalidad de anidación de las diferentes aves que anidan en estas islas”, aseguró.

A ello se suma la riqueza marina del lugar, ya que existe la posibilidad de bucear. “Yo he tenido la oportunidad de bucear por ahí e incluso yo mismo presencié la parte de una manta gigante y tiburones”.

En ese sentido el funcionario federal destacó la presencia de tiburones en el lugar, lo cual no significa que haya peligro, ya que no se trata de un animal agresivo como lo proyectan en las películas y su presencia es un signo de la salud de los ecosistemas marinos.

“Un ecosistema marino que tiene presencia de tiburones es un ecosistema sano. Entonces es algo natural que hay en muchos lados, simplemente se desconoce la presencia de ellos en algunos sitios pero por supuesto que están presentes y eso no quiere decir que representen un riesgo sino todo lo contrario”, aseguró.

Con respecto al caso de la Playa del Amor, en Isla Redonda, Alejandro del Mazo consideró que la sobredemanda que llevó a poner en peligro la zona se debió a la suma de factores que van desde una excesiva difusión del lugar, como por la falta de cuidado en las indicaciones establecidas para visitar el lugar.

Esto ocasionó que no pudiéramos anticiparnos a tomar medidas a tiempo para evitar este impacto, dijo, de manera que en la última temporada de Semana Santa incluso llegó a haber más de tres mil personas ingresando al sitio en un mismo día cuando la capacidad de carga señalaba 119.

Mencionó que ante ello se tuvo que tomar la decisión de cerrar el lugar para permitir su recuperación, porque “estamos hablando de unas islas que forman parte del patrimonio natural. Las islas del Pacífico están decretadas como Patrimonio Natural de la Humanidad, entonces tenemos un compromiso internacional”.

Es así que el reto es ver la forma en que la gente “pueda conocer la belleza del patrimonio natural que tenemos, pero que no quiera eso decir que le estemos ocasionando un impacto y que nos estemos acabando o dañando nuestra riqueza natural”.

Por ello y ante el hecho de que las actividades ecológicas en esta zona representan una fuente de ingresos para la localidad, ya se mide el impacto que ha tenido el cierre del lugar y a la vez buscar la forma de evitar que la apertura del nuevo sendero lleve a volver a poner en peligro un área tan importante del país.

El titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas recordó que para ello se mantiene constante comunicación con los prestadores de servicios turísticos, así como con el director del parque y director regional, a fin de que el ecoturismo se lleve a cabo de forma ordenada y sustentable.

La misión, dijo, será vigilar con personal de la Conanp, que los visitantes no ingresen con alimentos, no se salgan del camino indicado y sobre todo, “que no vayan a ingresar por ningún motivo con alguna especie de animales o especies exóticas” ya que es uno de los principales problemas que ha ocasionado el hombre a estos ecosistemas.

Recordó que uno de los casos que tuvo que enfrentar en su momento el Parque deIslas Marietasfue que se tuvo que erradicar un problema de “gatos ferales”, debido a que alguien introdujo a la especie poniendo en peligro a polluelos de aves endémicas y otras especies.

El funcionario federal indicó que por ello se capacitará a los prestadores de servicios, a fin de llevar a cabo la actividad de manera coordinada, ordenada, sustentable y sin que represente un impacto para las islas.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40