Nacionales

Compartir

Investigadores buscan daños a la salud por plaguicidas en Sonora

En el proyecto participan diferentes instituciones, las cuales buscan determinar qué sustancias tóxicas son un grave riesgo para la salud

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) estudia con análisis de sangre y encuestas el impacto a la salud por uso de plaguicidas en la población de comunidades agrícolas en las costas del estado de Sonora.

En el proyecto participan diferentes instituciones, las cuales buscan determinar qué sustancias tóxicas son un grave riesgo para la saludy el medio ambiente, indicó la titular de la Coordinación Regional Guaymas del CIAD, Jaqueline García Hernández.

Con este estudio se evaluará el impacto de los plaguicidas en las comunidades agrícolas para instruir a la población sobre el peligro que puede llegar a ocasionar el trabajar cerca estas sustancias, señaló la investigadora.

“Estamos trabajando en la costa de Hermosillo y el Valle del Yaqui. Será en poblaciones con más de 300 habitantes y contemplamos colectar 100 muestras de sangre de niños escolares”, expuso la investigadora en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los investigadores decidieron llevar este estudio por el uso indiscriminado de plaguicidas en México y de forma particular en el noroeste, pues consideran que en la zona la problemática es mayor.

Además, apuntó García Hernández, las compañías que utilizan estos productos no alertan a los agricultores sobre los químicos que contienen las sustancias, que en algunos casos son muy peligrosos para la salud.

“Es así que buscamos hacer este contrapeso, porque si los productores ya están usando los plaguicidas, entonces debemos ver qué puede hacer la comunidad para disminuir las exposiciones y los riesgos”, subrayó.

La investigadora refirió que la zona es una de las más propensas a utilizar los plaguicidas, pues se tiene un registro de personas intoxicadas; es por eso que se llevan a cabo las encuestas para determinar los números exactos del uso de dichas sustancias.

“Entonces hay que identificar puntualmente cada región, y en este propósito el trabajo que se hace dentro de la Red Temática abonará mucho porque los expertos que la integramos buscamos hacer este mapeo y además homogeneizar técnicas analíticas y de laboratorio para el estudio de los plaguicidas”, puntualizó.

La especialista del CIAD mencionó que los insecticidas pueden provocar diversas enfermedades, pero todo depende del tiempo en el que una persona esté expuesto a la sustancia.

“Si es una exposición baja, se observa un impacto en menor rendimiento académico en los niños; pero si es mayor o están expuestos crónicamente, puede haber problemas en el material genético”, afirmó.

La investigadora aseguró que en el caso de la exposición continua pueden presentarse problemas de cáncer y también hormonales, como el hecho de que las niñas se desarrollen más rápido y les dé el periodo menstrual antes.

Además, García Hernández dijo que en el caso de que estén en contacto con plaguicidas organoclorados, puede causar alteraciones en el material genético o malformaciones en los fetos.

La idea del proyecto de los especialistas es que en este año se publique la revisión de toda la bibliografía al respecto y se identifiquen los riesgos que hay.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40