Nacionales

Compartir

¡No dejes que la ceniza de Don Goyo raye la pintura de tu auto!

Puebla radica una planta automotriz y además se encuentra en el volcán Popocatépetl.

Investigadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y de la Universidad Iberoamericana (UIA), determinaron mediante un estudio que la ceniza volcánica genera corrosión en la pintura de automóviles.Los especialistas realizaron análisis de variables, donde observaron el desgaste que genera la ceniza en pinturas nuevas de autos.

La idea de los científicos Marco Antonio Cruz Gómez, Edgar Iram Villagrán Arroyo, Benjamín Flores Chico, de la BUAP y Raúl Javier Gutiérrez Estupiñán, de la UIA, nació porque en Puebla radica una planta automotriz y además se encuentra el volcán Popocatépetl.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Cruz Gómez dijo que para el estudio cortaron placas de 50 por 50 milímetros de un cofre pintado, que después impactaron con ceniza volcánica tipo pluma desde distintos ángulos.

Explicó que con el uso de cámaras de alta velocidad obtuvieron las huellas de desgaste, además mediante cámaras termográficas lograron conseguir los cambios de temperatura durante el impacto y postimpacto de la ceniza.

Posteriormente, con un microscopio electrónico de barrido analizaron el tamaño, profundidad y diámetro del daño producido en cada una de las capas de pintura automotriz, el cual genera un envejecimiento temprano de la carrocería.

“La velocidad que se manejó para los impactos fue de 100 kilómetros por hora, que es la velocidad de caída. Se detectó también que existe una pequeña capa de ceniza que se queda pegada electrostáticamente a la superficie, y aunque genera daños, en la segunda caída se produce un amortiguamiento por la capa que queda adherida”, sostuvo.

El académico refirió que en condiciones drásticas, la ceniza puede llegar hasta las capas de acero y provocar severos daños, asimismo, estudiaron la reacción química que se genera cuando los residuos volcánicos se mezclan con el agua.

“Muchas veces, cuando la gente se percata de que su automóvil tiene ceniza lo primero que hace es echarle agua para que se caiga, pero el impacto de la ceniza con el agua también genera una reacción química que afecta y genera un fenómeno de corrosión”, comentó.

A fin de evitar la corrosión de la pintura en automóviles por la caída de material volcánico, el experto recomendó aspirar la ceniza sin frotar, así como, pasar un paño de manera suave para no rayar la carrocería, y como último paso sugirió enjuagar sólo con agua.

Asimismo, en otra línea de investigación, los científicos observaron que la ceniza volcánica desgasta las turbinas de los aviones, pues las partículas que alcanzan hasta mil 200 grados Celsius, deforman y pican la superficie plástica.

El experto subrayó que a través de dichos estudios buscan caracterizar los daños que generan las cenizas volcánicas en casos no trabajados.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40