El Otro Palco

Entre la música y el deporte

No se necesita ser el mejor violinista para disfrutar la música ni el mejor tenista para disfrutar el tenis

Cristina Ramírez disfruta de la música en Esperanza Azteca,un proyecto social-musical para niñas, niños y jóvenes de escasos recursos, de entre 5 a 17 años de edad, impulsado por Ricardo B. Salinas Pliego y operado por Fundación Azteca, donde Cristina es violinista de la orquesta en el estado de Guerrero.

Desde 2009 se han integrado 82 orquestas sinfónicas y coros; 79 en el interior de la República Mexicana, más de 16 mil niñas, niños y jóvenes beneficiados, junto con sus 1300 maestros, donde además de aprender música, desarrollan altos valores como la disciplina, la búsqueda de la excelencia y el trabajo en equipo.

Pero Cristina no sólo es apasionada por la música, ella también disfruta del tenis, su deporte favorito. Ella se encontrará presente en el Abierto Mexicano de Tenis 2017, que se celebrará igualmente en el estado de Guerrero, hablamos de un lugar en el que pocas personas sueñan, Cristina Ramírez será atajadora de pelotas y estará cerca de grandes estrellas como David Ferrer y Rafael Nadal.

Alfredo Domínguez Muro nos presenta la historia de esta joven que se ha superado gracias al programa de Esperanza Azteca, que como a ella, ha impulsado los sueños de miles de niños y jóvenes mexicanos/as; todo esto a las 22:45 horas, sólo por la señal de Proyecto 40.

Por Brandon Ortíz Reynaga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40