Fusión Salvaje

Compartir

¿Conoces a la mosca de la muerte?

La única mosca que parasita al ser humano

Esta especie es nativa de gran parte del continente americano, desde México hasta el norte de Argentina y Chile, aunque no es lo suficientemente abundante ni perjudicial como para ser considerada una auténtica plaga. Tiene numerosas denominaciones populares como barne, boro, colmoyote, mayocuil, mirunta, nuche, tupe, ura, etc., que varían según las regiones.

Las moscas adultas son grandes y alcanzan un tamaño de hasta 1.7 cm. El ciclo vital dura entre 90 y 110 días, las hembras ponen huevos sobre otros insectos, reses, ovinos, porcinos e incluso seres humanos que los transportan hasta el hospedador final.

Una vez que encuentran un hospedador adecuado, las larvas atraviesan su piel para alimentarse de ella y su sangre pero no emigran dentro de él, y a los tres días producen cavidades visibles en el hospedador como nódulos superficiales.

Mantienen abierto un pequeño orificio para respirar. Las erupciones que producen en la piel muestran poca tendencia a infectarse, probablemente porque la propia larva segrega antibióticos como estrategia adaptiva para que la propia larva disponga de alimento en buen estado.

La infección es mucho más probable si la larva es sólo parcialmente extraída al intentar eliminarla, dejando restos bajo la piel. Maduran durante 5 a 1 semanas y alcanzan una talla considerable, después abandonan el hospedador a través del orificio, caen al suelo, se entierran a una profundidad de 2 a 10 cm. Y forman pupas en menos de un día y emergen después de 5 a 8 semanas.

Para este capítulo de Fusión Salvaje, conoceremos el caso de una mujer que regresa de un viaje por América con un dolor punzante en la cabeza. Descubren que tiene larvas de tórsalo en el cuero cabelludo, ¿cómo llegaron estos gusanos hasta ahí?, no te pierdas Parásitos asesinos a las 19:00 hrs, en Proyecto 40.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40